Doctrina

Título: Trabajo Autónomo: Regulación Jurídica y Perspectivas. Régimen Profesional, Modalidades y Seguridad Social
Fecha: 09/12/2020
Voces sustantivas: Accidente de trabajo, Accidente in itinere, Competencia desleal, Conciliación de la vida laboral y familiar, Convenios colectivos, Deslinde, Fraudes, Impuesto sobre la renta de las personas físicas, Incapacidad, Inspección de trabajo, Licencias administrativas, Legítima, Mandato, Negociación colectiva, Pymes, Prestaciones de la seguridad social, Regímenes de la seguridad social, Relaciones laborales, Seguridad social, Trabajo autónomo, Unión europea, Amenazas, Asociaciones, Beneficios fiscales, Bonificaciones, Cultura, Concepto de habitualidad, Contingencias protegidas, Contratos por cuenta ajena, Cotización, Cotización a la seguridad social, Cotización y recaudación, Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, Desarrollo sostenible, Devengo, Derecho de asociación, Derechos profesionales, Domicilio, Edad, Enfermedad profesional, Equidad, Exención, Extinción del contrato, Fuerza mayor, Garantía de indemnidad, Incapacidad permanente, Incapacidad temporal, Incompatibilidades, Ingresos fuera de plazo, Inspectores de trabajo y seguridad social, Instituto nacional de la seguridad social, Jornada laboral, Jubilación, Lesión, Libertad de asociación, Libertad sindical, Maternidad, Medidas de fomento, Mutuas colaboradoras con la seguridad social, Nacimiento, Obligaciones del cliente, Organización internacional del trabajo, Pymes, Padrón, Paternidad, Patrimonio personal, Pensión de jubilación, Prestaciones familiares, Prestación por desempleo, Protesto, Reclamación administrativa previa, Recargos, Recaudación de la seguridad social, Regímenes especiales, Renta, Restitución, Régimen aplicable, Seguridad jurídica, Seguridad y salud, Teletrabajo, Tesorería general de la seguridad social, Tiempo de trabajo, Tiempo parcial, Trabajadores autónomos, Trabajadores del mar, Trabajadores por cuenta ajena, Trabajo a tiempo parcial, Trabajo por cuenta ajena, Trabajo por cuenta propia, Adopción, Balance, Base de cotización, Beneficio fiscal, Capitalización, Contrato de trabajo, Coste de producción, Denominación, Derecho a la tutela judicial efectiva, Derecho de asociación, Divorcio

Cómpralo ya en Tirant.com

Precio: 41,90 Euros 39,81 Euros Descuento -5.0%
Libro electrónico: 25,20 Euros

Salida en 1 semana

Ir a librería

Número epígrafe: 5
Título epígrafe: II. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN UN ENTORNO GLOBAL. Capítulo V. EL TRABAJADOR AUTÓNOMO DE HOY Y PARA EL FUTURO DEL TRABAJO

NOTAS PREVIAS:

PRESENTACIÓN

Presentar una monografía con las características que se anuncian en su título es un desafío, porque son muchos los asuntos que plantea el trabajo que realizan los trabajadores por cuenta propia, a cual más urgente y necesario. Empezando por el hecho de que siendo un trabajo eminentemente ajeno al Derecho del Trabajo, sin embargo somos los laboralistas quienes asumimos su estudio. Quizá, la razón se encuentre en el objeto primordial de nuestro estudio: la tutela de los derechos de los trabajadores, o en el hecho más técnico de que al aplicar la vertiente sobre previsión social o de seguridad social, nos hemos tomado el brazo por la mano, o quizá, porque ha sido un parcela del trabajo que aun no siendo laboral, sin embargo se centra en la circunstancias de trabajo de los autónomos, en definitiva en las personas de los trabajadores, en las condiciones en que desempeñan su actividad. Algo que no constituye objeto ni contenido de otras áreas de la ciencia jurídica, ni siquiera el derecho mercantil, que es el que parece que más se acerca a su estudio, cuando se ocupa de la previsión social de los colectivos que tienen concertados convenios con las Mutualidades de Previsión Social. Materia esencialmente mercantil, más débil en la cobertura, que la otorgada por la Seguridad Social a los trabajadores por cuenta propia, a través del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA), pese a que el legislador se empeña en que la cobertura de ambos sistemas debe ir equiparándose paulatinamente. De ahí, la justificación de que sea el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social, el que sirve de modelo en la regulación de algunos aspectos de la relación de los trabajadores autónomos en el ejercicio de su actividad o profesión.
Pero además, existen otras vertientes del trabajo autónomo, cuya regulación resulta más efectiva que se atribuya a los estudiosos del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Materias como la prevención de riesgos, la ya citada previsión social a través de la Seguridad Social, y con mayor acentuación, la llegada de la polémica figura del trabajador autónomo económicamente dependiente, que acoge aspectos de la actividad más cercanos a la relación laboral que al trabajo por cuenta propia. De modo que existe un sorprendente paralelismo con las instituciones que regulan la vida laboral del trabajador por cuenta ajena. Así, si el contrato de trabajo, es la figura central de la actividad laboral, el "contrato para la realización de la actividad profesional" será el núcleo del trabajador autónomo económicamente dependiente; en ese sentido, al empresario se denominará "cliente"; a los convenios colectivos se les llamará "acuerdos de interés profesional"; al salario se le llamará "contraprestación económica"; las vacaciones, se conocerán como "interrupción de la actividad" del trabajador autónomo, y así en fin, si vamos examinando las distintas instituciones que configuran la regulación jurídica del trabajador autónomo económicamente dependiente observaremos que se han incorporado a su regulación jurídica las clásicas instituciones del trabajador por cuenta ajena. Esta semejanza entre las instituciones de ambas regulaciones (trabajo por cuenta ajena y trabajo autónomo), alcanza su cenit, cuando la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA), atribuye a la jurisdicción del orden social (en lugar de a la jurisdicción civil o mercantil) los conflictos originados entre el trabajador autónomo económicamente dependiente y su cliente, al igual que en la relación laboral, si bien restringido a los contratos para la realización de la actividad profesional y a la interpretación y aplicación de los acuerdos de interés profesional.
En cualquier caso, lo cierto es que son muchos los aspectos que el Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social aportan a la actividad del trabajo autónomo, comenzando con la creación del propio Estatuto del Trabajo Autónomo, que proporciona una regulación específica al trabajo realizado por cuenta propia, mirando siempre de reojo la regulación laboral. Por eso, no puede extrañar que quienes participan en este libro con sus aportaciones en forma de capítulo, sean laboralistas, profesores de universidad, abogados en ejercicio, y quienes conocen bien de cerca la problemática de los trabajadores autónomos.
En otro orden de cosas, quizá hubiera sido más aseado, técnicamente, el trasladar toda la materia que afecta a la Seguridad Social del trabajador autónomo al Título IV específico dedicado al RETA (arts. 23 a 26) de la Ley General de la Seguridad (TRLGSS), en lugar de incluir en la LETA, determinados aspectos, también sobre Seguridad Social, como el de las bonificaciones específicas a determinados colectivos en el propio Estatuto del Trabajo Autónomo, en el Título IV. Es como si en el Estatuto de los Trabajadores se incluyeran especificaciones en materia de Seguridad Social. Algo que no se compadece con la materia específica de trabajo que regula esta cuarentona ley. Y lo mismo cabe decir del Capítulo 1 del Título V (LETA), que pese a tratarse de incentivos y medidas para el fomento del trabajo autónomo, contempla numerosas medidas sobre beneficios sobre la cotización de determinados colectivos (arts. 30 a 32 y 35 a 38 LETA) y otras figuras, como la compatibilización del trabajo autónomo con la percepción de la prestación por desempleo o la capitalización de la prestación por desempleo o del cese de actividad para iniciar una actividad por cuenta propia (arts. 33, 34 y 39 LETA). La consecuencia de ello, es la creación de una multiplicidad de normas de Seguridad Social que aparecen en normativas dispersas y extrañas a su razón de ser o, incluso la duplicidad en diversas normas de no poco calado, con un contenido idéntico, como sorprendentemente sucede con la disposición 10ª LETA, reproducido exactamente en el art. 12.2 TRLGSS. La impresión es que se trata de una legislación desordenada, que va desarrollando su actividad, sin considerar lo ya legislado e incluyendo normativa en lugares poco apropiados. Pensemos la frecuente inclusión de disposiciones adicionales, en leyes o decretos que nada tienen que ver con lo que anuncia la respectiva norma que los contiene. En esto, pese a las reiteradas protestas de la doctrina científica parece que no hay mucha solución y estamos condenados a leernos toda la normativa existente, pese a que no tenga que ver con nuestra especialidad, por si acaso encontramos algo que afecte a nuestra disciplina.
Modernamente se denomina al trabajo autónomo, como trabajo de emprendedores, y es cierto. Porque verdaderamente hay que ser un emprendedor valiente en muchos casos para iniciar y mantener un negocio. Hay que conocer bien el oficio, y aun así, debe acompañar un poco la suerte, buscar expectativas y la ayuda de otras personas, etc. Porque son muchos los obstáculos a los que debe enfrentarse el autónomo: problemas de proveedores que no acaban de cumplir con lo acordado; problemas con clientes disconformes con el servicio o el producto; problemas con los propios trabajadores que reclaman incrementos salariales o mejores condiciones laborales, lo que implica subida de cotizaciones sociales; problemas con la competencia, con la normativas de su sector productivo; carga de impuestos; inspecciones de diversos ámbitos de la administración Estatal, autonómica e incluso local...
Pues bien, aparte de lo anterior, es preciso depurar la normativa vigente, reconociendo en primer lugar los aciertos que el legislador ha incorporado en la regulación que afecta a los trabajadores autónomos, pero también demandarle mediante una crítica seria, responsable y constructiva aquellas medidas que suponen un retroceso en los derechos de los trabajadores, y sobre todo la propuesta de nuevas iniciativas que ayuden a mejorar la regulación jurídica de la actividad profesional del trabajo autónomo. En este sentido, debe reconocerse que el trabajo realizado por los autores en las siguientes páginas, supone una importante aportación en la consecución de tales objetivos.
El lector podrá encontrar en este libro, muchas respuestas, a las cuestiones y dudas que se le planteen acerca del trabajo autónomo, comenzando por las del Presidente de ATA, D. Lorenzo Amor Acedo que ha tenido la gentileza y la amabilidad de realizar el prólogo, con aportaciones sobre la realidad que rodea al trabajador autónomo, las legítimas reivindicaciones necesarias para la mejora de su actividad, pero también reconociendo los avances legislativos de los últimos años.
Se inicia el libro con un apartado de gran actualidad, pues son muchos los problemas que plantean las nuevas formas de actividad, especialmente en lo que afecta a la delimitación del trabajo autónomo con el trabajo por cuenta ajena. En ese sentido, la profesora Raquel, Poquet Catalá, aborda el siempre complicado deslinde entre una y otra forma de trabajo, concretamente se interna en lo que denomina como zonas grises de los riders de la economía colaborativa, llegando a conclusiones que vienen a confirmar las últimas resoluciones de la doctrina judicial. Preocupación manifiesta el profesor Vicente Pedro Lafuente Pastor, por la seguridad de los trabajadores autónomos en las obras de construcción, en especial de los falsos autónomos, llegando a preguntarse si la salud y seguridad de los trabajadores autónomos en las obras de construcción es una cuestión de tutela o de autotutela, llegando a la conclusión de que en el futuro se debería ir hacia un derecho subjetivo de tutela preventiva, similar al que ya goza el trabajador asalariado. De gran utilidad podría calificarse el estudio de la abogada laboralista y Doctora en Derecho, Eva Mas García, con un análisis detallado de las diversos tipos de relación contractual entre los profesionales de la abogacía, recordando que el tipo de contratación, no depende de la denominación que le den las partes contratantes, sino de la configuración efectiva de las obligaciones asumidas en el acuerdo contractual y de las prestaciones que constituyen su objeto. El profesor Fabrizio Ferraro, de la Universidad de la Sapienza de Roma, contempla un aspecto esencial del derecho italiano como es la entrada en vigor de una normativa que establece nuevas medidas de protección de los trabajadores autónomos, como la suspensión de la relación continua en caso de embarazo, enfermedad o accidente, o la suspensión y división en plazos de la cotización a la seguridad social en caso de enfermedad y accidente grave, o algunos beneficios fiscales. Pese a ello, para el autor, en conjunto parece todavía lejano el objetivo, más ambicioso, de un sistema protector "justo".
Un segundo bloque sobre el trabajo autónomo en un entorno global, y con una visión amplia es asumido por la Doctora Martha Elsa Monsalve Cuéllar, que como especialista en materias sociales internacionales se ocupa del estudio comparativo del trabajo autónomo en España y en Argentina, mostrando su preocupación por la fuga del Derecho del Trabajo hacia otras formas de trabajo autónomo, centrándose finalmente en el estudio del trabajo autónomo en Colombia, su país natal.
El tercer bloque de materias, trata sobre la controvertida institución del trabajador autónomo económicamente dependiente, que tanto interés ha despertado en la doctrina científica, como lo demuestran las cuatro aportaciones sobre esta figura, que encabeza el profesor Rubén López Fernández, quien al tiempo que examina su régimen jurídico, centrado en la responsabilidad preventiva del cliente principal respecto del TRADE que le presta servicios, y su comparación con el régimen del trabajador por cuenta ajena, señala que aunque el trabajador por cuenta ajena no arriesga su patrimonio pero arriesga su piel, el TRADE podría estar arriesgando ambas cosas. El fraude en el TRADE es el tema escogido por el abogado, graduado social y profesor de la Universidad Politécnica de Cartagena, Fulgencio Pagán Martín-Portugués, quien partiendo de una sentencia del Tribunal Supremo analiza las notas del TRADE para delimitar la correcta figura del TRADE y del falso TRADE, y para ello pone en parangón las distintas circunstancias que puedan delimitar la naturaleza de la prestación realizada, mostrando para ello un abanico de indicios que podrían acreditar la relación laboral. También la profesora de tierras murcianas, María Elisa Cuadros Garrido, se incorpora en el estudio del régimen jurídico de los TRADES, esta vez desde la vertiente de la dificultad de deslinde del TRADE, cuando la ley permite que contrate por cuenta ajena a trabajadores a su servicio, solo en los casos que permiten la conciliación laboral y familiar o bien, cuando en su opinión la figura del TRADE ha fracasado porque la dicotomía autónomo clásico y trabajador por cuenta ajena podría generar una mayor seguridad jurídica que optar por mantener una figura confusa y con poco seguimiento, a caballo entre un trabajador por cuenta ajena y un trabajador por cuenta propia. Otro aspecto de interés y específico, en el caso del TRADE es la aplicación de la garantía de indemnidad en el caso de los TRADES, especialmente, cuando el cliente amenaza al trabajador con no contar con él si le obliga a suscribir un contrato de actividad profesional o cualquier otra represalia semejante. Este es el capítulo del que se ocupa el abogado Antonio Folgoso Olmo, quien señala que la paulatina importación de la garantía de indemnidad aportará, sin duda alguna, un mecanismo de desarrollo de los derechos de los TRADE, lo que resulta fundamental dada la rigorista normativa reguladora de esta figura, al objeto de evitar la situación de severa desprotección en este sentido, en la que actualmente se encuentran los TRADE.
Así llegamos al bloque de materias más numeroso, el que se refiere a la Seguridad Social del Trabajador Autónomo. Y el primer capítulo, se refiere a las reformas recientes en esta materia. Tarea que ha asumido con su habitual claridad el profesor de la Universidad de Murcia, Guillermo Rodríguez Iniesta, quien de forma sistemática incluye, tanto aspectos sobre encuadramiento, como de cotización, recaudación y en fin de la acción protectora, finalizando con las --a su juicio--, reformas pendientes, como el estudio del concepto de habitualidad a efectos de la inclusión en el RETA, o la posibilidad de la cotización a tiempo parcial en función de la jornada laboral o, en fin, la jubilación parcial de los trabajadores autónomos. Figura específica de la Seguridad Social de los trabajadores autónomos es la del cese de actividad, una especie de sucedáneo de la prestación por desempleo a la que ha dedicado su capítulo la profesora Elena Lasaosa Irigoyen, siendo una de sus líneas de investigación. En este caso, con un análisis completo de esta institución alcanza la conclusión de que si bien sigue tratándose en definitiva de dos sistemas de protección bien distintos (desempleo y cese de actividad), destinados a colectivos integrados en diferentes Regímenes de la Seguridad Social y sometidos a reglas diversas, resulta evidente, a su juicio, que se ha ido aproximando progresivamente al régimen de los trabajadores por cuenta ajena que pierden su empleo. Continuando con el análisis del cese de actividad, el profesor Eduardo Enrique Talens Visconti, aborda una cuestión novedosa, que ha supuesto un cambio en la reclamación frente a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social en el caso de la prestación por cese de actividad de los trabajadores autónomos. En esencia, consiste en una modificación del artículo 350.2 TRLGSS, según el cual "antes de su resolución (de la mutua), emitirá informe vinculante una comisión paritaria en la que estarán representadas las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, las asociaciones representativas de los trabajadores autónomos y la Administración de la Seguridad Social". En consecuencia, la comisión valorará la decisión de la Mutua y emitirá un informe que en todo caso será vinculante para la misma. Un aspecto que tiene que ver con el requisito específico de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia es el de hallarse al corriente en el pago de las cuotas y sus efectos respecto al derecho a la prestación, en cuyo estudio ha profundizado la Profesora Susana Barcelón Cobedo, centrando su contenido en la exigencia de la carencia mínima exigida y cuáles son las cuotas computables a efectos de cumplir tal requisito, como condición a la invitación al pago, realizando un estudio especial, respecto a la prestación específica del cese de actividad. En materia de Accidente de Trabajo de los autónomos, el profesor Francisco Javier Arrieta Idiakez, profundiza en el diferente alcance de la prevención de accidentes de trabajo, en función de las características de los trabajadores autónomos, así como de los diversos conceptos de accidente de trabajo, preguntándose al inicio de su exposición, sobre las consecuencias que pueden derivarse de la toma en consideración acerca de dos términos jurídicamente determinados como son, por una parte, los "daños derivados del trabajo" y, por otra, el "accidente de trabajo". Para desvelar las consecuencias concretas, nada mejor que acudir a las conclusiones de su estudio. Y ahora que tanto se habla de la necesidad de establecer una prestación por desempleo única a nivel de la Unión Europea, la profesora Thais Guerrero Padrón, se interna en esta cuestión, pero en relación a los trabajadores autónomos, realizando un ilustrativo ejercicio comparativo de las diversas normativas de Estados de la Unión que contemplan en su legislación interna esta posibilidad, distinguiendo en la protección por desempleo contributivo, entre los que incorporan la prestación con carácter obligatorio, entre quienes incluye a España, especialmente desde la entrada en vigor del Real Decreto Ley 28/2018, y aquellos otros que la establecen con carácter voluntario. La profesora Manuela Durán Bernardino, comenta las principales medidas incentivadoras del emprendimiento, señalando que los objetivos que se pueden conseguir a medio o largo plazo a través de estas medidas, serían, por un lado, fomentar la creación de empleo en nuestro mercado de trabajo y, por otro, contribuir a la creación de empresas y a la extensión de la red empresarial de la actividad económica española. Termina este bloque dedicado a la Seguridad Social, quien suscribe, sobre una cuestión que afecta a un buen número personas con dificultades para desarrollar su actividad a causa de la discapacidad que sufren, por lo que se ofrecen diversas propuestas de mejora, en particular, la de intensificar la protección de personas con discapacidad que prevé el Real Decreto legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social, especialmente en la creación de una prestación específica para ellas, estableciendo un mecanismo de coordinación con las prestaciones de Seguridad Social, por tratarse de un colectivo especialmente vulnerable, más aún si además son trabajadores autónomos, que dada su situación habrán tenido menos oportunidades de lucrar cotizaciones durante su etapa laboral que los demás trabajadores autónomos que no han sufrido ninguna discapacidad.
El quinto y último bloque, está dedicado a la conciliación de la actividad por cuenta propia y la vida familiar, con cuatro capítulos, que abordan la cuestión de forma similar. El primero, asumido por las profesoras Carmen Sánchez Trigueros y María Elisa Cuadros Garrido, trata sobre el perfil de la mujer autoempleada en España, señalando que existen diversas actividades que conservan, dentro de las dificultades económicas generales del emprendimiento, mejores perspectivas de crecimiento y otras están resistiendo mejor los embates y dificultades, por ello lo idóneo es, entienden las autoras, que el emprendimiento femenino se dirija a tales actividades. Asimismo, entienden que el éxito de la política de fomento del autoempleo femenino al igual que el del resto de la política de empleo, va a depender del estatuto protector que se logre establecer, y que se deben incentivar aquellas ayudas que intentan corregir la no presencia de las mujeres en los sectores de actividad tradicionalmente masculinos y en los nuevos yacimientos de empleo, en los que deberían promocionarse las TICs. A continuación la profesora Mª Belén Fernández Collados, incide en las bonificaciones que afectan más de cerca a las trabajadoras autónomas, y considera que pese a tales medidas, el avance en la conciliación de la vida familiar y laboral del trabajo autónomo es muy plausible, pero aún queda mucho por hacer en esta materia, porque el trabajo autónomo, al igual que las responsabilidades familiares, no tiene horario, y por ello es complicado aplicarle las prototípicas fórmulas laborales de conciliación, relacionadas con el tiempo de trabajo. La profesora de Derecho Constitucional Nuria Reche Tello, trata el marco normativo de la conciliación del trabajo autónomo y la vida personal, desde diversos ámbitos territoriales (comunitario, estatal, autonómico), así como los beneficios y medidas de conciliación, fundamentalmente prestaciones y bonificaciones. Como afirma la autora, comparando la protección del trabajador autónomo con el trabajador por cuenta ajena no cabe establecer distinciones en la normativa que no vengan justificadas por una causa real, objetiva y razonable, y al hablar de derechos fundamentales como el derecho a conciliar la vida personal y laboral, no es posible encontrar motivos para discriminar a unos trabajadores frente a otros. Finalmente, en este apartado sobre conciliación, la Inspectora de Trabajo y Seguridad Social Teresa Marbán Pinilla aporta, por su actividad fiscalizadora, una visión más cercana a la realidad coincidiendo con las anteriores autoras al señalar que existe un gran recorrido de mejora en la incorporación de la mujer a la actividad laboral, y que el autoempleo, lejos de ser una solución, es actualmente una actividad en las que existe aún mayor diferencia respecto a los hombres. Por todo ello, y pese a que algunas medidas no hayan sido todo lo eficientes y efectivas que cabría esperar, no puede detenerse la senda para favorecer el alta de trabajadoras por cuenta propia.
Hasta aquí la breve presentación del trabajo de los autores que han profundizado en los recovecos y problemas complejos que viene planteando el régimen jurídico de los trabajadores por cuenta propia. A continuación, tendremos la oportunidad de conocer de primera mano, la regulación y las propuestas de mejora, fruto de la reflexión sosegada, que ha permitido disponer de un libro como el que el lector tiene en sus manos, que contiene un amplio abanico de cuestiones y problemas, directa o indirectamente conectados con el trabajo por cuenta propia y que proceden, en su mayoría de las ponencias y comunicaciones que se pronunciaron en el I Congreso Internacional sobre Trabajo Autónomo, celebrado, los días 9 y 10 de mayo de 2019, en la Universidad Miguel Hernández de Elche.
Quiero agradecer de modo especial a las Profesoras Mª Mercedes Sánchez Castillo y Rosario Carmona Paredes, del Área de Derecho del Trabajo y de la Seguridad, del Dpto. de Ciencia Jurídica, de la Universidad Miguel Hernández, la encomiable labor de coordinación del libro realizada por ellas, y que ha facilitado enormemente su realización.
No podríamos finalizar esta presentación sin agradecer a la editorial Tirant Lo Blanch, su interés y disponibilidad en que esta obra forme parte del catálogo de sus prestigiosas publicaciones.
FCO. JAVIER FERNÁNDEZ ORRICO

Profesor Titular de Derecho del Trabajo

y de la Seguridad Social

Universidad Miguel Hernández

Valencia marzo 2020

PRÓLOGO

Cuando recibí la invitación para participar en el I Congreso Internacional sobre Trabajo Autónomo en Elche no puede más que aceptar. La razón es sencilla: no podemos desligar el emprendimiento de la formación, y fomentar la iniciativa emprendedora desde las más tempranas etapas de la educación es fundamental. Y ya desde la Universidad, no hay ni que decirlo. El futuro del empleo pasa por el autoempleo. El sistema educativo debe diseñarse de modo que permita a los jóvenes desarrollar su talento y afrontar los grandes retos del siglo XXI, donde la competencia es en todos los aspectos cada vez mayor.
La prosperidad de la economía depende de los jóvenes...
- Porque son la generación más preparada de la historia,

- Porque tienen más años de vida y de carrera por delante,

- Porque son digitales y globales de serie,

- Porque son emprendedores, innovadores y rompedores por naturaleza,

- Porque son quienes dan lugar a nuevos modelos de crecimiento y negocio basados en la innovación, la excelencia y el capital humano; modelos, en definitiva, más competitivos y acordes a la realidad actual;

- Porque favorecen el cambio social,

- Porque contribuyen a un crecimiento económico más sostenible e inclusivo.
Y porque parten de un caldo de cultivo que ha costado mucho abonar pero que ya ha demostrado que es lo que sustenta la economía: España es un país de valientes. El 99% del tejido empresarial español son PYMES, y el 80% son autónomos, pequeños empresarios sin trabajadores o como mucho hasta 5 empleados. Luchadores incansables, innovadores en sus campos, conservadores de tradiciones y cultura, cohesionadores de pequeñas localidades, revitalizadores de zonas casi abandonadas.
El marco regulatorio y financiero, para que los emprendedores y autónomos consoliden su actividad, para que tengan una verdadera oportunidad, debe ser ágil y flexible. En el contexto actual de cambio constante, determinado por la transformación digital, sobre todo, y dinámicas competitivas cada vez más complejas, son necesarios mecanismos y procedimientos de creación empresarial rápidos, que permitan caerse y volver a probar tantas veces como sea necesario. La segunda, tercera o cuarta oportunidad, o cuantas hagan falta, debe potenciarse, no estigmatizar.
Cuando se habla de emprendimiento no se subraya lo suficiente el hecho de que emprender no es garantía de éxito. De hecho, suele no funcionar a la primera.
No sería un problema si, culturalmente y desde las instituciones, se entendiese el fracaso, no como algo negativo sino como parte del ciclo de vida de un emprendedor y, sobre todo, como aprendizaje necesario para conseguir dicho éxito en el siguiente o siguientes intentos.
El problema es que, en España, y en gran parte de Europa, la aversión al riesgo y la estigmatización del fracaso están muy imbricadas en nuestro imaginario social. Y si bien, se ha avanzado mucho en las políticas de fomento del emprendimiento, lo cierto es que se enseña a emprender y no a cómo fracasar. Se nos enseña a abrir un negocio o crear una empresa pero no a cerrar. Y parece que como prólogo de un libro sobre el autoempleo no es lo más adecuado, pero desde la Federación de Autónomos no podemos dejar de advertir que todo forma parte del ciclo vital del autónomo y que sobrevivir es cuestión de empeño, pero vivir de tu trabajo es mucho más.
No saber cuándo y cómo cerrar un negocio o cesar una actividad, no sólo conlleva consecuencias terribles en pérdida de talento emprendedor con experiencia, sino que condena al emprendedor, cuando es autónomo, a prácticamente la indigencia. Es un verdadero drama social.
Los autónomos, responden con su patrimonio personal y sus rentas presentes y futuras a las deudas que hayan podido generarse debido al fracaso de sus negocios. A lo que se añade, y en mucha ocasiones es lo que lo provoca este fracaso, que el compliance nada sencillo para los autónomos. Los procedimientos que aseguran el cumplimiento normativo interno y externo de leyes locales, regionales, nacionales y comunitarias son una gran traba para los autónomos.
Apoyo. Eso es lo que necesitan estos valientes. Y por eso en septiembre de 1995 cinco autónomos, cinco locos, decidieron crear en Córdoba la primera asociación de trabajadores autónomos con el fin de defender los derechos e intereses de los que tienen un pequeño negocio. Era la primera vez en España que una organización se creaba así, desde abajo, sin apoyo de ninguna clase salvo la de las cuotas de los socios. Y nació la asociación que ahora presido con tanta responsabilidad.
Los autónomos en aquella época eran los grandes olvidados, "ciudadanos de segunda". En los años de historia de ATA han sido muchas --pero muchas-- las cosas que han cambiado en cuanto al colectivo autónomo. En aquellos años, no había ventajas y sólo podían aspirar a una pensión de vejez y a la hospitalización.
Es un orgullo presumir de que lo autónomos hayan conseguido tener voz propia, haber sido el motor de un cambio profundo y conseguir en 2007 la aprobación del Estatuto del Trabajo Autónomo por unanimidad de todos los grupos parlamentarios. De hecho, España es el único país de Europa donde se ha aprobado un Estatuto del Trabajo Autónomo. A lo largo de esta obra que tienen en las manos se analizarán todos y cada uno de los aspectos que afectan a los autónomos, pero me van a permitir que haga un pequeño repaso, porque cada avance, cada pequeña línea en el BOE ha supuesto una victoria a la que teníamos derecho como creadores de riqueza y que se nos negaba.
Los autónomos han conseguido poder jubilarse anticipadamente (antes no podían) a los 63 años. Además, pueden acceder a la jubilación activa: disfrutar del 100% de la pensión de jubilación y compatibilizarla para poder seguir trabajando en su actividad. Se ha conseguido equiparar los derechos de las madres y padres autónomos con los de los trabajadores del régimen general. Hace no muchos años, los autónomos no tenían derecho a estas bajas. Hemos logrado poder acceder a la baja por maternidad, paternidad o por riesgo de embarazo. Y una bonificación del 100% de la base de cotización durante la baja por maternidad y una tarifa plana tras la incorporación de dicha baja.
Ahora, los autónomos podemos "ponernos malos". Es decir, podemos solicitar las bajas por incapacidad temporal o por accidente de trabajo. Desde la puesta en marcha de las nuevas medidas que han entrado en vigor en enero de 2019, todos los autónomos cotizan ahora por Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional y podrán cobrar la prestación desde el día siguiente a la baja. También hemos conseguido algo crucial para el colectivo: los autónomos no pagarán la cuota de Seguridad Social a partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal hasta el momento del alta. Se nos reconocen los accidentes "In Itinere" en los trabajadores autónomos, equiparándonos también en esto a los trabajadores por cuenta ajena.
En julio de 2015 se logró llevar a cabo una importante rebaja fiscal. Para los autónomos profesionales que inician un negocio se bajó del 9% al 7% la retención de IRPF y del 19% al 15% para el resto de profesionales autónomos.
Logramos la puesta en marcha de la licencia express, que permite a los negocios con unas instalaciones inferiores a 750 m² abrir sin autorización, únicamente con una declaración responsable y supeditándose a controles ex post de cumplimiento de la normativa. Ya no hay que esperar a la aprobación del ayuntamiento correspondiente para abrir las puertas del negocio. Y se ha eliminado la obligación de presentar el libro de visitas. Ha supuesto un ahorro de 700 millones a las empresas en reducción de cargas administrativas. Se suprimió para los autónomos la obligatoriedad del pago del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y la de pagar la denominada "cuota cameral", es decir, la supresión del pago obligatorio de las cuotas a las Cámaras de Comercio.
Los autónomos hemos conseguido el acceso a la formación continua. Y la capitalización del 100% del desempleo para darte de alta como autónomo, o bien, a compatibilizar el cobrar los últimos nueve meses de dicha prestación con el inicio de la actividad como autónomo.
Creo que el gran reto de los próximos 30 años será garantizar una transición justa de todos los ciudadanos hacia la era digital sin que nadie se quede atrás. La revolución digital está impactando en nuestras sociedades en todos sus ámbitos y el mundo laboral no es una excepción. La digitalización está redefiniendo el trabajo y posibilitando que surjan nuevas formas del mismo que, hasta hace poco, parecían inviables, y/o cuyo desempeño era marginal, por las dificultades para encajar oferta y demanda de servicios laborales de forma eficaz, y prácticamente en tiempo real, que la tecnología actual sí permite. El reto es dar respuesta a un mercado de trabajo donde los tiempos y lugares del trabajo asalariado convencional tienden a desaparecer y ya no pueden, ni deben, servir para la determinación del grado de protección social que se les brinda a los trabajadores independientemente de su status laboral. En definitiva, debemos superar tópicos y miedos y buscar que sea como sea nuestro trabajo exista una red social de protección para acompañarnos en el cambio.
Lecturas como la que les acompañan a continuación harán esa transición, si no más sencilla, más comprensible.
Sean autónomos, sean libres.
LORENZO AMOR ACEDO

Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA)

TEXTO:

II. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN UN ENTORNO GLOBAL

Capítulo V

EL TRABAJADOR AUTÓNOMO DE HOY Y PARA EL FUTURO DEL TRABAJO

MARTHA ELISA MONSALVE CUELLAR

Profesora Investigadora Instituto Latinoamericano de Derecho

del Trabajo y de la Seguridad Social

1. INTRODUCCIÓN

Resulta de suma relevancia interesarnos por la figura del trabajador autónomo, tema que actualmente es uno de los más frecuentes en la Revolución 4.0 y, como una de las formas de trabajo más utilizadas en ésta era disruptiva. La tecnología es oportunidad para los jóvenes, como herramienta de encuentro de construcción, dados los constantes cambios surgidos en los esquemas laborales a nivel mundial que obligan a los aspirantes a un empleo, a optar por buscar otras alternativas o aún más, cuando en el oficio en el que se desempeñan, no gozan de la suficiente estabilidad, precisamente por el cambio surgido en el concepto de la relación laboral.
Desde 1950 hasta el día de hoy se han transformado los niveles de empleabilidad a un 68%, predominando la creatividad en el trabajo de alta y baja calificación, en el sector manufacturero. ¿Cuál es el desafío para los empresarios? Un cambio cultural, ante todo, frente a los grandes cambios.
El Trabajo Autónomo o por cuenta propia, viene a convertirse en la forma de trabajo que consulta la tendencia mundial de la deslaboralización por lo cual se ajusta a esa tendencia generalizada, utilizando al trabajador que con autonomía técnica, de dirección y administración compromete la realización de una labor o prestación de un servicio personal. Es ese trabajador autónomo el que ha dado paso a esta forma de trabajo en incremento, lo que merece más análisis pues se ha abierto paso en Argentina la figura del Trade, pero ha habido decrecimiento en España con una cifra actual de 10.000 trabajadores autónomos dependientes y donde existe una Asociación que lucha contra esta figura, lo que suscita debates en los medios académicos pues o es autónomo o es dependiente ya que consideramos y así lo hemos sostenido con el debido respeto de quienes discrepan de nuestra posición, que son dos conceptos antagónicos y por lo tanto excluyentes que resultan contradictorios en varios países, tales como: España, Argentina, y Colombia donde se han realizado debates alrededor del tema que nos ocupa en especial en el I Congreso Internacional del Trabajo Autónomo en la U. Miguel Hernández de Elche en mayo de 2019 y que está en construcción un libro que vendrá a suplir una necesidad existente ya que sobre el tema no se ha escrito mucho.
Por otro lado, los pronunciamientos de la Organización Internacional del Trabajo, donde como parte de su Agenda 2030 y sus 17 objetivos entre los cuales se encuentra el trabajo decente, del cual Juan Somavia, entonces Director, en su informe a la 87ª Conferencia Internacional del Trabajo habló del trabajo digno en condiciones justas, con protección social, salario justo y garantía de los derechos fundamentales.
Nos preocupan las adiciones que se han realizado a ese concepto que fue tan claro al asimilar el trabajo decente con la existencia de la relación laboral y por tanto generadora de los derechos y garantías laborales que por el carácter eminentemente garantista se convirtieron en cargas insoportables para las Empresas, la cuales frente a la externalización de las economías se vieron abocadas a una competencia desleal de una mano de obra barata en los países orientales por no incluir garantías laborales y además, afrontando crisis como la de los tigres asiáticos de 1987 (Hong Kong, Singapur, Taiwán, Corea del Sur) y posteriormente, la de 2008 de la cual aún no terminamos de afrontar sus consecuencias y la que se genera con el Covid-19 que padecemos.
Todo esto sumado concluye en lo que en nuestro sentir, ha dado pie a la "huida del derecho del trabajo" dando paso a todas las nuevas formas de trabajo atípicas, y relaciones mucho más flexibles que se adapten a las necesidades del siglo XXI y al querer de los mismos trabajadores que quieren relaciones de este tipo, donde puedan disponer de su tiempo y dar paso a todas las actividades que quieren desarrollar los milenials y centenials, aquellos que tienen una visión completamente diferente del mundo del trabajo y la forma de obtener sus metas.
La transformación del trabajo en las últimas cuatro décadas es evidente. Con ello, la forma de ofertarlo y de realizarlo. La segmentación de las empresas convertidas en centros especializados donde se externalizan procesos y servicios dando paso al anglicismo "outsourcing" superado por el "crowdsourcing" donde las plataformas (empresas virtuales), son las rectoras del trabajo, convirtiendo este mundo en un campo de experimentación y creatividad e innovación permanente abriendo camino a las nuevas y altas tecnologías que se llevan precisamente a la tecnificación de esos procesos en procura de mejor calidad, competitividad, disminución de costos y ampliación de mercados. No es por tanto aventurado expresar la existencia de "una nueva revolución industrial" la Cuarta, frente a las que se vienen gestando para los años próximos G5 y 4.0 la de la "hiperconectividad", los bien llamados "servicios en la nube".
En ese sentido, el mundo globalizado ha dejado entrever que el modelo de trabajador que solíamos conocer, aquel que debía cumplir determinadas funciones siempre supeditado a un empleador está por terminar. Piénsese que nuestro mundo cambia a pasos agigantados trayendo como consecuencia un modelo de trabajo "autónomo", donde quien tiene el control de las cosas es el mismo trabajador, que depende de sí mismo.
Hemos querido realizar estas consideraciones previas para ubicar posteriormente el trabajo autónomo y su realización, relacionándolo con las formas atípicas a las cuales nos referiremos posteriormente a lo largo de este trabajo.
2. REFERENCIAS A INSTRUMENTOS INTERNACIONALES

Resulta por demás extraño que no tengamos en los Convenios Internacionales del Trabajo adoptados por las diferentes Conferencias Internacionales concretamente uno, que haga referencia al trabajo autónomo, no tenemos pleno conocimiento de su fundamento, caracterización y alcance por lo menos en el ámbito internacional.
En febrero de 2018 la OIT reclama definir quiénes son realmente trabajadores autónomos para acabar con el fraude.
En 2009 apareció la definición del trabajador autónomo como: "aquel que realiza una actividad económica de forma habitual, personal y directa a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo y que utilice el servicio remunerado de otras personas para llevar a cabo su actividad". Esto frente a las diferencias entre trabajador por cuenta propia y trabajador por cuenta ajena viene a reafirmar el concepto de que no puede darse el caso del trabajador autónomo dependiente en lo cual hemos venido insistiendo.
El trabajador por cuenta ajena o económicamente dependiente al que se refieren algunas legislaciones, está sujeto a la organización de la empresa para la cual presta sus servicios fijando ésta igualmente los aspectos legales y reglamentarios.
En el caso del trabajador autónomo, es, él quien organiza su trabajo y el de los que en un momento puedan estar bajo su subordinación y dependencia, planificando el trabajo, lugar donde se presta y la utilización de los medios de trabajo. De allí que no coadyuvemos la tendencia en España de la denominación de trabajador autónomo dependiente.
La legislación laboral colombiana define al trabajador autónomo, no añade un desarrollo normativo, pero sí lo desarrolla desde el punto de vista fáctico. Esta figura se presenta con mucha frecuencia dando paso a la consideración por parte del Régimen de Seguridad Social y la cotización como Trabajadores Independientes para los tres riesgos: salud, pensiones y riesgos laborales (Ley 1753 de 2015, Ley 1955 de 2019, última modificación a la obligación de aportar para la seguridad social a partir de ingresos iguales o superiores al salario mínimo).
Ahora bien, en la Comisión Mundial Sobre el Futuro del Trabajo --trabajar para un futuro más prometedor del año 2019, se plantea la revitalización del contrato social, asegurando a los trabajadores el progreso económico y el respeto de sus derechos, haciendo una pequeña referencia del trabajador autónomo, como aquél que puede participar y disfrutar de la libertad sindical y de asociación1.
Al respecto podemos deducir que será una de las clases de sindicatos no muy utilizadas como lo es el de oficios varios, el que entraría a ser muy demandado para estos casos para dar paso al derecho de asociación promulgado desde los Derechos Fundamentales de 1944, en la Declaración de Filadelfia.
De ésta manera si puede irradiar hacia ellos la gestión de la OIT en su programa para el Centenario y la Agenda 2030 donde el Trabajo Decente es el postulado principal, ellos se materializan en:

A. Oportunidades para hombres y mujeres de conseguir un trabajo decente, digno y productivo.
B. En condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana, es decir con el respeto a los derechos humanos.
Son estos cuatro pilares los que caracterizan el trabajo digno, decente a los cuales todo aquel dador o prestador de servicios materiales e intelectuales debe acceder indistintamente del hecho de la relación de dependencia, independencia o autonomía que en este caso caracteriza al trabajo autónomo y en donde se fundamenta precisamente la huida del derecho del trabajo.
Estos a su vez se entrelazan con los objetivos básicos de la Organización Internacional del Trabajo que se describen en 7 aspectos básicos:

1. Las repercusiones políticas. Ligado a las consecuencias normativas inherentes al mandato de la OIT.
2. Interés por todos los trabajadores. La OIT reconoce su esencial atención a las necesidades de los trabajadores asalariados (la mayoría de ellos de sexo masculino, en empresas del sector estructurado). Por ello, dispone ampliar su interés por quienes trabajan al margen del mercado de trabajo estructurado: asalariados, no reglamentados, trabajadores por cuenta propia, trabajadores a domicilio.
3. Promoción de los derechos en el trabajo. La OIT aboga por el mejoramiento de las "condiciones de trabajo" en espacios organizados o no, ya sea en la economía estructurada o bien en la no estructurada, en casa o en asociaciones locales o de carácter voluntario.
4. Promoción de oportunidades laborales. La promoción del empleo es un objetivo central. La defensa de los derechos en el trabajo presupone forzosamente la obligación de promover las posibilidades de trabajo propiamente dicho. La función normativa de la OIT fomenta el proceso de ampliación de oportunidades de encontrar un trabajo productivo y decoroso. Se interesa pues, por los desempleados, y por unas políticas encaminadas a acabar con el desempleo y el subempleo y por la promoción de los derechos en el trabajo.
5. Un trabajo decente asegurado. No se trata simplemente de crear puestos de trabajo (nosotros manifestamos crear trabajo oportunidades de trabajo), deben ser de una calidad aceptable.
6. Protección contra las situaciones de vulnerabilidad en el trabajo a las personas que pierden el trabajo por cualquier circunstancia, independientemente de que se deban al desempleo, a la pérdida de los medios de subsistencia, a la enfermedad o a la vejez a la informalidad.
7. El diálogo social, medio para conseguir un fin. El diálogo social respaldado por estructuras y procesos que permitan mejorarlo en todos los niveles (OIT 1919).
Añadimos a este punto que después de más de 70 años de adopción de los Convenios sobre libertad de asociación y negociación colectiva, en un mundo que ha cambiado de manera sustancial como lo hemos dicho en este trabajo, su realización y su oferta, requerimos igualmente de cambios en las organizaciones de trabajadores, su representación y forma de negociación con los dadores de trabajo. Posiblemente manifestaciones como ésta, sean consideradas herejías pero igualmente afirmamos que la OIT no ha efectuado el proceso necesario para conocer las causas de la baja ratificación de los Convenios y la urgencia de revisarlos y actualizarlos a la situación de este mundo del trabajo completamente transformado que vivimos hoy.
Después de haber insistido en ello a partir de 2014 en este mismo escenario cuando efectuamos críticas constructivas a las estructuras y procedimientos de la OIT, hoy tenemos que insistir en ello a pesar de que se han iniciado de una manera muy tímida, algunos procesos de revisión de estructuras y cursan denuncias de 6 convenios desuetos.
Por otra parte, debemos prestar especial atención a los 17 objetivos de la Agenda de 2030 que coloca el trabajo decente en mandato de OIT para todos y el objetivo de lograr la justicia social, ubicándolo en el centro de las políticas para el desarrollo y un crecimiento sostenible e inclusivo.
No queremos manifestar pesimismo frente al cumplimiento de estos objetivos en un plazo de 14 años a partir de su proposición y que consideramos muy cortos, ya nos hemos habituado a que las metas que fija la OIT para alcanzar sus propósitos, siempre son motivo de aplazamiento como ha sucedido con la erradicación del trabajo infantil y el VHS. Más acción y compromiso de los Países Miembros, serán los medios para alcanzarlos.
Por otro lado, queremos dar especial atención al trabajo autónomo o trabajo independiente como aquella nueva forma de trabajo que en nuestra actualidad está generando consideraciones en el sentido de analizar, que es el que más se adapta a la Revolución 4.0 o de las altas tecnologías junto con el Teletrabajo, que se convierte en una gran herramienta para el trabajo autónomo. Empezando porque la tecnología está acompañando esta transformación, haciendo las veces de nuevo empleador, creando de esta manera un modelo de trabajo, sin la intervención de un empleador o de un contrato de trabajo que cumpla con los elementos que configuren una relación de trabajo a lo cual se adapta perfectamente el trabajador autónomo.
No obstante, no deja de preocupar a la OIT, ya que según ellos afectan gravemente a la seguridad social y en general vulnera los derechos de los trabajadores. Sin embargo, para América Latina el empleo no formal ha pasado de un 36% al 44% entre 2005 y 2015, hoy llegamos al 50%, sin olvidar que las nuevas tecnologías se están adueñando de todo por cuanto a nuevas modalidades de trabajo autónomo se refiere. Tan solo a mediados del año 2018 se tiene que aproximadamente 145 millones de trabajadores no cotizan a seguridad social en el cono sur2.
Es el trabajo autónomo por no contar con la cultura de la seguridad social mediante la cual este trabajador debería pensar primero que todo en la importancia de contar con una protección social integral. Sin embargo, estas nuevas modalidades de trabajo, también conocidas como atípicas, guardan relación con el término de trabajador que conocemos, pues para la OIT en el Convenio 87, pues señala que todos los trabajadores, bajo este amplio margen también se encuentran los trabajadores independientes, "aquellos que no están en una relación de subordinación frente a un empleador, pero que subsisten de su trabajo, sea formal o informal, autónomo o de profesiones liberales" (...)3.
Ahora bien, en la 87a Conferencia Internacional analizando las estadísticas del trabajo, se establecieron las normas que permiten definir las formas de medición a aplicar en las formas de denominadas trabajo invisible, esto con miras a impulsar el progreso de la agenda 2030 en lo que tiene que ver con trabajo decente. Dentro de las diferentes clasificaciones se tiene (...) "la tendencia hacia formas de trabajo más individualizadas, y el surgimiento de nuevas formas de empleo, incluidas las plataformas en línea, el trabajo a pedido, el trabajo colaborativo, el empleo temporal y el trabajo a través de agencia". (...)4.
La OIT ha tratado de poner en su radar las diferentes formas de trabajo que para la época se están creando, más aún cuando muchas de estas no están completamente desarrolladas y lo que pretende en últimas es tratar de dotarlas de las mismas condiciones que tiene un trabajador dependiente, esto bajo el marco del trabajo decente como principal objetivo.
Dado lo anterior, se desprenden de la OIT una serie de convenios que, si bien es cierto, ninguno de estos se refiere en particular al trabajo autónomo de manera específica o como una forma de trabajar (algo que ya debería existir) sino que se mencionan algunos antecedentes de este como lo vemos reflejado en el Convenio 175 de 1994, donde ya se empieza a hablar sobre trabajo a tiempo parcial. En la actualidad, se habla de trabajo intermitente y sus características.
3. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN ESPAÑA Y ARGENTINA

3.1. España

Resulta novedoso el Estatuto del Trabajo Autónomo que entró a regir en España a partir de la Ley 20/2007 del 11 de julio y que ha llevado a estudiosos a escribir sobre el mismo, quienes, a través de análisis jurídicos del ámbito del Trabajo Autónomo introducido por el Estatuto, advirtiendo que en España este tema ha sido materia de muchísimos debates y sentencias de las altas Cortes en donde se habla de relación de trabajo con sus elementos en el caso de los trabajadores de UBER.
Se han extendido a otros países los pronunciamientos jurisprudenciales reconociendo el carácter de trabajadores dependientes a los que usan plataformas.
Vale la pena destacar del Estatuto del trabajo autónomo en España, las reglas para determinar el ámbito subjetivo de aplicación, así como las notas definitorias del régimen profesional del trabajador autónomo, el concepto y régimen aplicable.
Por otra parte, como principal novedad se promulga la Ley 6 de 2017, la cual hace algunas reformas urgentes al trabajo autónomo en España, adicionando importantes cuestiones en seguridad social para estos, establece la actividad profesional como Derecho Profesional y los mecanismos de protección social, parte verdaderamente relevante.
Se plantean hipótesis acerca del futuro a partir del impulso originado por la promulgación de la norma y que lleva a muchos a manifestar que es la "huida del derecho del trabajo", no obstante, el legislador acudió a algunas normas tuitivas del Derecho del Trabajo.
Por otro lado, los grandes cambios y transformaciones que en la actualidad se empiezan a crear atienden de manera directa o indirecta a una serie de mutaciones como el aumento de la competencia, inserción de nuevas tecnologías etc. Esto hace que se replanteen los principios normativos de la legislación laboral ya que, si bien es cierto, están cimentados en su mayoría por la subordinación, con el paso de los días pierden fuerza para así dar paso a nuevas formas de trabajo que como lo hemos afirmado no terminan de aparecer mientras otras desaparecen como lo son las repetitivas o en serie.
Para el ordenamiento jurídico español, existen dos conceptos o categorías de trabajadores autónomos: los primeros, son los trabajadores por cuenta propia y los otros, son los trabajadores para subordinados. Los primeros son aquellos trabajadores "que desarrollan su actividad bajo los parámetros típicos del trabajo autónomo"5. Los segundos son los trabajadores que prestan generalmente sus servicios a varios empresarios de quienes depende económicamente, suele ser una extraña relación entre ser autónomo e independiente, algo sobre lo cual discrepamos ya que no logra cobrar suficiente sentido y si encierra contradicción.
Como ya se mencionó, España ha sido pionera en lo que corresponde al trabajo autónomo, ya que no solo se ha encargado de dar una especial protección a este tipo de labores, sino que también ha sido incluyente en los temas de seguridad social, sindicalismo y riesgos laborales. Con el paso del tiempo, estas normas no otorgaban el cubrimiento necesario a los múltiples problemas que estaban sobreviniendo, con esto se pone de presente que "la regulación del trabajo autónomo de ninguna manera puede ser de naturaleza uniforme, ya que debe responder a las diferentes realidades que subyacen bajo una consideración formal de trabajo autónomo"6.
3.2. Argentina

En los últimos años el trabajo autónomo o independiente, ha tomado gran poder y fuerza tanto así, que los que trabajan bajo esta modalidad ocupan casi una cuarta parte del total de los trabajadores en toda la Argentina, lo que nos lleva a pensar de primera mano que el trabajo autónomo auspicia una parte de los ingresos de los trabajadores.
Por otra parte, no deja de preocupar a la OIT el surgimiento de la informalidad en los empleos y con esto el fenómeno del trabajador autónomo, pues según este importante organismo internacional esto se debe a

"(...) la incapacidad de las economías de América Latina para generar la cantidad suficiente de puestos formales que requiere el crecimiento de la fuerza de trabajo, como un factor directamente vinculado con la presencia y el tamaño del sector informal" (...)7.
Sin lugar a dudas y frente a la situación precaria por la que atraviesa América Latina, las oportunidades de trabajo escasean, generando de esta manera la reacción inmediata del Gobierno con la creación de una política pública que comience por darle a los trabajadores autónomos un poco más de protagonismo frente al panorama del trabajo a nivel local y mundial.
Ahora bien, para el año de 1954 el trabajo autónomo empieza a ser regulado bajo el criterio de la Ley 14397 llamado "régimen de previsión para empresarios y trabajadores independientes" para de esta manera organizar la Caja Nacional de Jubilaciones para aquellos independientes, empresarios y profesionales, incluyendo de esta manera a las personas que trabajan por sus propios medios8. Luego de ello con la promulgación de la Ley 24241 en 1990, se hace partícipe al trabajador autónomo haciéndolo sujeto obligado del régimen previsional, entendidas dentro de estas "las personas que por sí solas o conjunta o alternativamente con otras, asociadas o no, ejerzan habitualmente en la República alguna de las actividades que a continuación se enumeran, siempre que estas no configuren una relación de dependencia".
Fíjese que por el momento solo se reconoce en el sistema de seguridad social al trabajador independiente, ya que posterior a lo expuesto en el párrafo anterior en el año de 1969 se introdujo un nuevo régimen y así de manera sucesiva para los años de 1970, 1994 etc.
Actualmente y de acuerdo con la reciente publicación de la edición de la coyuntura laboral en América Latina y el Caribe en donde la CEPAL y la OIT, han indicado que el surgimiento de nuevas formas de trabajo intermediadas por plataformas digitales y entre otros una mayor informalidad del empleo dependiente, indica un importante retroceso para la región. En cifras el desempleo a nivel urbano y nacional se ubica alrededor del 9,3% y el 8,0% respectivamente. Estas cifras han variado sustancialmente con la pandemia del Covid-19.
4. FUGA DEL DERECHO DEL TRABAJO

Los grandes cambios en el trabajo ya referidos al comienzo de este artículo, nos llevan al análisis de otro fenómeno íntimamente ligado con el proceso de la Nueva Globalización de los años 80s con la apertura de los mercados y con ello la competencia desleal de los países orientales especialmente de China donde la inexistencia de garantías y derechos laborales frente a los países latinoamericanos y europeos completamente garantistas influyó de manera decisiva en los costos de producción y una competencia desleal que afecto las industrias especialmente las de manufacturas.
En Colombia, en 1990 mediante la Ley 50 y posteriormente con la Ley 789 de 2002 realizó una gran transformación flexibilizadora que permitió unos niveles de crecimiento muy altos y la llegada de inversión extranjera para recuperarse de la competencia desleal de China e India que acabaron con muchas industrias especialmente textileras y de confección.
Por otra parte, y de cara a la flexibilización laboral Colombia promulga la Ley 1221 de 2008, y el Decreto reglamentario 0884 de 2012, para reglar esta forma de trabajo tan desarrollada y en auge, Teletrabajo acogida por otros países entre ellos Argentina, y Brasil por el grado de desarrollo alcanzado en Colombia y que llevan a afirmar sin duda alguna que se ha convertido en una gran herramienta del trabajador autónomo y como lo hemos reiterado y que lo seguirá siendo en la medida en que este trabajo autónomo es el que mejor se adapta a la era de las altas tecnologías o de la Revolución 4.0

Éstas nuevas formas de empleabilidad exigen una nueva clase de trabajadores con competencias diferentes y que necesariamente deben adaptarse a esas nuevas modalidades de trabajo.
La nueva empresa, una plataforma ha dado paso a una nueva categoría de trabajadores independientes, autónomos en donde la existencia de la relación de trabajo dependiente queda atrás frente a estos trabajadores que como los de UBER, CABIFY, RAPPI, GlOBO son independientes, regulan su jornada laboral, son dueños de su vehículo y tienen la oportunidad hasta de tener otros empleos y no es incompatible con el subordinado y con ello cotizando a la seguridad social.
Dependen de la tecnología y además pueden conciliar su vida laboral, con la personal y familiar. Escogen sus clientes, la tarifa de servicios que más le convenga y los que no cuentan con el segundo empleo dependiente, cotizan a la Seguridad Social como trabajadores independientes.
Esa es una de las razones por las cuales este servicio se ha extendido en el mundo con un éxito sin precedentes. Estos trabajadores no demandan para nada una relación laboral subordinada y se sienten plenamente satisfechos con su autonomía.
Frente a lo anterior en Colombia se intentó regular en el año 2016 (proyecto de Ley 110 de 2016) el trabajo autónomo económicamente dependiente, iniciativa que pretendía inicialmente dar un espectro general de cómo debía manejarse y además implementarse esto al interior del país, pero finalmente el proyecto de ley que fue hundido en el año 2018 a causa de intereses políticos y de aquellos que controlan estos monopolios, decisión que celebramos por que el proyecto insistía en la denominación de trabajadores autónomos dependientes que consideramos un contra sentido.
5. FORMAS ATÍPICAS DE EMPLEO

En el año 2018 la organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) y en el proceso de ingreso de Colombia a la misma, indico que el empleo informal, la desigualdad de ingresos y no contratos regulares, pues Colombia presenta más de la mitad de sus trabajadores como autónomos, pero también un porcentaje muy alto de informalidad.
Así mismo, la OIT indicó que Colombia es el primer País en el mundo en contar con trabajadores por cuenta propia al establecer que estos se encuentran en el 61.3% del total de la fuerza laboral.
Según la OCDE para 2016:

"El ranking, que se elaboró con países seleccionados, contó con el top cinco de naciones como Grecia, que tuvo 34,1% de trabajadores independientes; Brasil con 32,9%; Turquía con 32,4% y México con 31,5%."9.
No obstante, de acuerdo con la información por parte de la OCDE Colombia es el tercer país que tiene trabajadores que viven por debajo del límite de la pobreza (15,9%).
Es por lo anterior que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la tendencia hacia la desaparición de la relación de trabajo mediante el elemento subordinación es cada vez mayor en el mundo y que los esfuerzos que se hacen por pretender reglamentar esas formas atípicas y dotarlas de los elementos de la relación laboral están resultando ineficaces frente a esa tendencia mundial de la deslaboralización.
Sin embargo, y como lo comentamos previamente existen Sentencias de las Altas Cortes que declaran que en el "Crowdsourcing" o sea la tercerización multitudinaria, trabajadores autónomos se convierten en dependientes y así lo hemos visto en el Estatuto del Trabajo Autónomo en España. El mundo en este aspecto se encuentra en abierta contradicción.
Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el empleo atípico es un término general que podría crear varias formas de empleo. Para la OIT el aumento de estas formas de empleo genera a lo largo una mayor inseguridad del empleo y crea dificultades para cualquier empresa. Es así que la OIT clasifica esta modalidad en varios grupos a saber: Empleo temporal, el trabajo a tiempo parcial y el trabajo perdido, relación de empleo multipartito y empleo encubierto, empleo por cuenta propia y económicamente dependiente.
6. EL FUTURO DEL TRABAJO AUTÓNOMO
EN LA AGENDA 2030

En la actualidad, se atraviesa por una completa y profunda trasformación. La era disruptiva y los grandes cambios tecnológicos, lucen maravillosos al implementar nuevos cambios en las formas de trabajo, pero a su vez desnaturalizan las costumbres ya adquiridas y las cuales ya estamos habituados generando grandes cambios en nuestras sociedades.
Hay que aceptar que la tecnología nos cambió el mundo y nos lo seguirá cambiando y que, cuando10 nos da las cinco claves de la innovación como la esperanza de América Latina, hoy resulta desactualizado y estamos hablando de su obra de 2014 donde nos sentencia ¡Crear o Morir!

Por ello el citado autor en agosto de 2018 y en primera edición de "Sálvese quien pueda" nos plantea el futuro del trabajo en la era de la automatización, advirtiendo como los empleos desaparecen de un día para otro y sustituidos por medios electrónicos. El 47% de los empleos serán reemplazados por robots o computadoras inteligentes. ¿Quién está preparado?

Parte de la impresora 3D, pero vale la pena preguntar a partir de esa impresora y en estos dos años ante nuevos avances tecnológicos que estamos registrando y como el reto será proyectar las relaciones laborales para los robots porque cada vez tendremos menos puestos de trabajo tradicionales y menos trabajadores que no se hayan adaptado a los cambios mediante la formación para el trabajo y en el trabajo. El futuro del trabajo por tanto es crear trabajo, innovar generando nuevas formas de trabajo y en ello el trabajador autónomo, independiente por cuenta propia tendrá un gran radio de acción.
Resulta importante destacar el objetivo octavo de ésta agenda en lo que hace referencia al trabajo decente y crecimiento económico, en el sentido de intentar analizar sí dentro de las cifras de perspectiva de incremento de empleos, la OIT a su vez tiene en cuenta el trabajo autónomo o independiente. Así, dentro de la inclusión de empleos, una buena alternativa que gran parte de países del mundo está tomando, es el trabajo autónomo pero que además sean garantista, que los estados ofrezcan beneficios en lo que tiene que ver con seguridad social y sobre todo protección de sus derechos que como trabajadores les corresponde, queda la tarea de erradicar la informalidad y la discriminación, para que se dé espacio a nuevas formas de trabajo. (OIT Organización Internacional del Trabajo, 2017)11.
7. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN COLOMBIA

Los grandes cambios en tecnología, comunicaciones han obligado al mundo a adoptar sus sistemas laborales intentando cubrir la demanda de nuevos trabajadores que surgen a partir de dichos cambios. Pero no solo esto ha sido suficiente, los modelos económicos, la falta de estabilidad laboral concepto revaluado frente a los grupos poblacionales de milenials y centenials, ha conducido en últimas, a repensar sus oficios, direccionándolos en nuevas tareas que le permitan percibir ingresos para la solución de necesidades inmediatas. Es allí cuando aparecen fenómenos de precariedad, justamente criticados porque atentan contra la Dignidad Humana y el aumento de la informalidad y el crecimiento de las tasas de pobreza que constituyen una de las grandes preocupaciones de los Estados que la padecen en pleno siglo XXI y no resuelto por ellos ni por la misma OIT frente a uno de sus postulados enunciados en su Constitución de 2019 que cumplió un centenario.
Colombia, buscando dar la cara al siglo XXI ha intentado ajustar sus preceptos laborales con a las exigencias de flexibilización, con las naturales críticas del sector sindical pero que han encontrado en el trabajo autónomo o por cuenta propia una forma de lucha contra las cifras de desempleo especialmente juvenil y son precisamente la falta de oportunidades lo que lleva a los jóvenes al trabajo autónomo, al emprendimiento otra forma de autonomía que puede conllevar la generación de empleos y el aumento de las PYMES.
El fenómeno migratorio de venezolanos a Colombia ha aumentado el trabajo autónomo, por cuenta propia ante la imposibilidad del Estado y de las Empresas de generar trabajos dependientes.
Colombia intentando crear varias regulaciones laborales, implementando la idea de ampliar el ámbito subjetivo del derecho del trabajo con los Proyectos de Ley 02 de 2007 y 080 de 2007, en donde se pretendía regular las relaciones de todos los trabajadores bajo dependencia, haciendo efectiva la especial protección constitucional a que tienen derecho todos los trabajadores, sean estos dependientes o independientes en orden a garantizar un orden económico social y justo propuso algunas reformas laborales según lo afirma el autor Jassir Jarmillo12. Con la 1221 de 2008 ya mencionada sobre el teletrabajo con el fin de alinear con las nuevas maneras de crear espacios de trabajo a través de las TICs, ya que si bien es cierto bajo esta modalidad, el trabajador no necesitara de un espacio único de trabajo en el cual se encuentre bajo las ordenes de un superior, en los trade porque se mantiene la dependencia a un empleador que busca liberar espacios en su empresa, reducir costos de producción y de servicios pero conservando los derechos y garantías de la relación laboral.
En el año 2016 mediante proyecto de ley, el cual tenía unos presupuestos ligados con la era disruptiva, acorde a los avances tecnológicos, que obligan a su vez, a pensar en las nuevas posibilidades o formas de trabajo, aludidas en la exposición de motivos, frente a la realidad de vinculación mediante esta modalidad de trabajo entre 20 y 25 mil personas, de las cuales un gran porcentaje de estas la considera su actividad principal y trabajo autónomo proveniente del teletrabajo.
No nos cabe la menor duda de que el Teletrabajo se ha convertido en la herramienta de los Trabajadores Autónomos, que a través de los dispositivos se comunican con las Plataformas de donde reciben el contacto con los clientes generadores del trabajo que realizan por cuenta propia, utilizando sus propios medios.
La proliferación de esas plataformas, especialmente la de RAPPI, está generando una precarización del trabajo pues estos trabajadores autónomos no cuentan con la más mínima protección y como la cultura de la seguridad social no existe, o es tan incipiente, no cuentan con protección en salud y riesgos profesionales.
En Bogotá, los vemos en oleadas color naranja que corresponde al maletín donde transportan los pedidos recibidos a través de la comunicación con la plataforma, desafiando los riesgos del tránsito, sin sitios para descansar o hacer sus necesidades. Esto se ha convertido en una gran preocupación para la ciudadanía de la capital colombiana que aunque sea un paliativo para los migrantes venezolanos que en un número de dos millones han ingresado al país, en las condiciones más lamentables de salud y pobreza pero que se está convirtiendo en un problema social de grandes proporciones.
8. CONCLUSIONES

Es probable que, a la OIT en su informe sobre el futuro del trabajo, tenga razón al plantear que debemos nuevamente pensar en el contrato social, en el cual los trabajadores sean sujetos inclusivos y formen parte del cambio, pero para ello el énfasis en la formación es esencial.
Las nuevas formas de trabajo, van a abrir paso a grandes cambios en el mundo del trabajo ya que muchos de los empleos que en la actualidad son precarios e informales y es preciso una regulación que proteja a esos trabajadores con los derechos humanos respetando la dignidad humana pero como lo hemos venido sosteniendo en los eventos internacionales en los cuales venimos participando es preciso construir un nuevo derecho del trabajo y de la seguridad social, no como se afirma replantear, reformar o revisar las normas laborales, los cambios han creado situaciones nuevas, trabajos nuevos que exigen una nueva regulación propia, a la medida, que se ajuste a los que requiere el siglo XXI. Las enmiendas en situaciones nuevas no son eficaces ni suficientes a situaciones nuevas, normas nuevas si queremos construir un mundo mejor y es a las nuevas generaciones a las que les compete ese gran cambio y atender al citado Oppenheimer: "Crear o Morir".

NOTAS:

1 OIT. Trabajar para un Futuro más prometedor. En OIT, Trabajar para un futuro más prometedor Ginebra: Organización Internacional del Trabajo (2019) pág. 45.
2 Hernández, C. (8 de octubre de 2018). Informalidad Laboral Preocupa a la OIT. Obtenido de https://www.incp.org.co/informalidad-laboral-preocupa-la-oit/

3 Hernández, C. (8 de octubre de 2018). Informalidad Laboral Preocupa a la OIT. Obtenido de https:///www.incp.org.co/informalidad-laboral-preocupa-la-oit/

4 Hernández, C. (8 de octubre de 2018). Informalidad Laboral Preocupa a la OIT. Obtenido de https://www.incp.org.co/informalidad-laboral-preocupa-la-oit/

5 Alonso, A. V. El trabajo autónomo en España, Evolución, Concepto y Regulación. Revista del Ministerio del Trabajo e Inmigración (2000).11.
6 Alonso, A. V. El trabajo autónomo en España, Evolución, Concepto y Regulación. Revista del Ministerio del Trabajo e Inmigración (2000). 11.
7 David Ochoa Valencia, A. O. Informalidad en Colombia. Causas efectos de la Economía del Rebusque. Estudios Gerenciales. (2004).
8 Sandra Martínez, T. P. (marzo de 2019). Reseña histórica del Sistema Previsional Argentino. Obtenido de http://www.revista.unsj.edu.ar/?p=3218

9 Sistema económico latinoamericano y del caribe. (11 de julio de 2018). Recuperado el 25 de abril de 2019, de Sistema económico latinoamericano y del caribe: http://www.sela.org/es/ prensa/servicio-informativo/2018/07/20180711/colombiaemprend/

10 Oppenheimer, A. Crear o Morir. En A. Oppenheimer, Crear o Morir (2014).
11 OIT Organización Internacional del Trabajo. (31 de mayo de 2017). Trabajo decente y la agenda 2030 de desarrollo sostenible. Recuperado el 20 de 08 de 2019, de https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---dcomm/documents/publication/wcms_470340.pdf

12 Jassir, I. DPresente y futuro del derecho del trabajo: breve historia jurídica del derecho del trabajo en Colombia. Opinión Jurídica (2010), 72.

ABREVIATURAS:

ABREVIATURAS

Apdo. Apartado

Art. Artículo

ATA Asociación de Trabajadores Autónomos

BOE Boletín Oficial del Estado

CC Código Civil

CCAA Comunidades Autónomas

CE Constitución española de 1978

Cit. Obra anteriormente citada

DOUE Diario Oficial de la Unión Europea

F.d. Fundamento de derecho

INSS Instituto Nacional de la Seguridad Social

IRPF Impuesto sobre la renta de las personas físicas

LETA Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo

LRJS Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social

LOI Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, de 22 de marzo.
LPRL Ley 31/1995, de o de noviembre, de prevención de riesgos laborales

Núm. Número

Pág. Página

RCUD Recurso de casación para la unificación de doctrina

RD Real Decreto

RDL Real Decreto Ley

RDLeg. Real Decreto Legislativo

RETA Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos

RETM Régimen Especial de Trabajadores del Mar

SEPE Servicio público de empleo

SMI Salario mínimo interprofesional

STC Sentencia Tribunal Constitucional

STEDH Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

STJUE Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

STJCE Sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidades Europeas

TGSS Tesorería General de la Seguridad Social

TRADE Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente

TRLGDPD Real Decreto legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social

TRLGSS Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social

TRET Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores

TS Tribunal Supremo

VVAA Varios Autores

OIT Organización Internacional del Trabajo

URE Unidad de Recaudación Ejecutiva

ÍNDICE:

Índice

ABREVIATURAS 21

PRESENTACIÓN 23

Fco. Javier Fernández Orrico

PRÓLOGO 31

Lorenzo Amor Acedo

I. PROBLEMÁTICA Y DELIMITACIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO CON LA APARICIÓN DE NUEVAS FORMAS DE ACTIVIDAD

Capítulo I

Zonas grises de los riders de la economía colaborativa

Raquel Poquet Catalá

1. INTRODUCCIÓN 37

2. CONFIGURACIÓN DE LA PLATAFORMA COLABORATIVA 39

3. RIDERS DELIVEROO Y GLOVO 40

4. ANÁLISIS DE LAS ZONAS GRISES DE LOS REPARTIDORES O RIDERS DE LA "ECONOMÍA COLABORATIVA" 42

4.1. La voluntariedad y el trabajo personal 43

4.2. La retribución 44

4.3. La dependencia 45

4.4. El trabajo por cuenta ajena 48

5. POSICIÓN DE LA DOCTRINA JUDICIAL 49

6. CONCLUSIONES 56

Capítulo II

Problemática laboral y preventiva del trabajador autónomo en las obras de construcción

Vicente Pedro Lafuente Pastor

1. INTRODUCCIÓN 62

2. EL TRABAJADOR AUTÓNOMO DE LA CONSTRUCCIÓN. SU MARCO REGULATORIO ESPECÍFICO 63

3. EL "FALSO AUTÓNOMO" EN LA CONSTRUCCIÓN. ARRANQUE HISTÓRICO Y CONFIGURACIÓN ACTUAL 65

3.1. El criterio formalista 66

3.2. El criterio sustantivo 67

3.3. Balance de una doctrina judicial 69

4. LAS FUENTES DEL AFLORAMIENTO DE LOS "FALSOS AUTÓNOMOS" EN LA CONSTRUCCIÓN 70

4.1. Actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 70

4.2. Exteriorización del conflicto laboral 70

4.3. Accidente de trabajo 71

5. MANIFESTACIONES CUESTIONADAS DE ENCUADRAMIENTO DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS EN LAS OBRAS 73

6. LA SEGURIDAD Y SALUD DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS EN LAS OBRAS. ¿TUTELA O AUTOTUTELA? 76

6.1. La tutela civil 78

6.2. La tutela penal 79

6.3. La tutela debida en el sector de la construcción 80

7. LA FORMACIÓN PREVENTIVA DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS DE LA CONSTRUCCIÓN 81

8. PROPUESTAS Y CONCLUSIONES 84

9. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 86

Capítulo III

Delimitación del tipo de relación contractual entre los profesionales liberales. Análisis pormenorizado respecto a los abogados

Eva M. Mas García

1. DIFERENTES TIPOS DE RELACIONES CONTRACTUALES ENTRE PROFESIONALES LIBERALES 87

1.1. Relación mercantil 89

1.2. Relación laboral 90

1.3. Relación laboral de carácter especial. 90

2. RELACIÓN CONTRACTUAL DE LOS PROFESIONALES LIBERALES (ABOGADOS) 92

2.1. Relación entre el profesional liberal, abogado y el cliente 96

2.2. Relación entre los abogados y los despachos de abogados 99

3. JURISPRUDENCIA 103

Capítulo IV

Sobre algunas medidas de protección de los trabajadores autónomos (y las nuevas medidas sobre el trabajo en la plataforma)

Fabrizio Ferraro

1. EL DIFÍCIL CAMINO DEL TRABAJO AUTÓNOMO EN EL DERECHO DEL TRABAJO Y EL "ESTATUTO DE AUTOEMPLEO NO EMPRESARIAL" 107

2. LOS PERFILES "LABORALISTAS" 112

2.1. La suspensión de la relación continua en caso de embarazo, enfermedad o accidente 113

2.2. La facultad de "sustitución" por la trabajadora en maternidad. 117

2.3. Las medidas de la previsión social: suspensión y división en plazos de la cotización a la seguridad social en caso de enfermedad y accidente grave 119

3. LAS VENTAJAS FISCALES Y EL APOYO AL EMPLEO Y EN EL MERCADO 121

4. LA PROTECCIÓN "INTEGRADA" DEL TRABAJO AUTÓNOMO ENTRE DERECHO CIVIL Y DERECHO DEL TRABAJO 123

5. LAS NUEVAS MEDIDAS SOBRE EL TRABAJO AUTÓNOMO SU PLATAFORMA 126

II. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN UN ENTORNO GLOBAL

Capítulo V

El trabajador autónomo de hoy y para el futuro del trabajo

Martha Elisa Monsalve Cuellar

1. INTRODUCCIÓN 131

2. REFERENCIAS A INSTRUMENTOS INTERNACIONALES 133

3. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN ESPAÑA Y ARGENTINA 137

3.1. España 137

3.2. Argentina 138

4. FUGA DEL DERECHO DEL TRABAJO 139

5. FORMAS ATÍPICAS DE EMPLEO 141

6. EL FUTURO DEL TRABAJO AUTÓNOMO EN LA AGENDA 2030 142

7. EL TRABAJO AUTÓNOMO EN COLOMBIA 143

8. CONCLUSIONES 145

III. EL TRABAJADOR AUTÓNOMO ECONÓMICAMENTE DEPENDIENTE

Capítulo VI

La irresponsabilidad preventiva del cliente principal del trabajador autónomo económicamente dependiente

Rubén López Fernández

1. DELIMITACIÓN CONCEPTUAL DEL TRADE 151

2. OBLIGACIONES DEL CLIENTE PRINCIPAL EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES 154

3. TRADE VERSUS TRABAJADOR POR CUENTA AJENA 158

4. CONCLUSIÓN Y PROPUESTAS LEGISLATIVAS 161

Capítulo VII

El falso trade

Fulgencio Pagán Martín-Portugués

1. PLANTEAMIENTO 163

2. TRABAJADOR AUTÓNOMO DEPENDIENTE. TRADE 163

3. LA JURISDICCIÓN SOCIAL 164

4. EL DESEMPLEO 165

5. LA TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL 167

6. TRADE. TRIBUNAL SUPREMO 172

7. CONCLUSIONES 177

Capítulo VIII

Sobre la necesidad de reformulación del trade

María Elisa Cuadros Garrido

1. CONCEPTO DE TRADE 179

2. APUNTES DE DERECHO COMPARADO 180

3. ELEMENTOS CONFIGURADORES DEL TRADE 182

3.1. Dependencia económica respecto de un solo cliente 182

3.2. Suscripción de un contrato por escrito y registro de este 182

3.3. Autonomía funcional 184

4. ACUERDOS DE INTERÉS PROFESIONAL 185

5. ZONAS GRISES: LA POSIBILIDAD DE SER EMPLEADO DEL TRADE 186

6. PLATAFORMAS DIGITALES 187

7. POSIBLES SOLUCIONES 189

Capítulo IX

La garantía de indemnidad en el trabajo autónomo económicamente dependiente

Antonio Folgoso Olmo

1. INTRODUCCIÓN 191

2. RECONOCIMIENTO DEL DERECHO A LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA Y ATRIBUCIÓN DE LA COMPETENCIA DEL ORDEN SOCIAL DE LOS CONFLICTOS DE LOS TRADE CON SUS CLIENTES 192

3. SITUACIONES CONFLICTIVAS EN TORNO A LA DECLARACIÓN DE LA CONDICIÓN DE TRADE 193

4. VIGENCIA DE LA GARANTÍA DE INDEMNIDAD EN EL ÁMBITO DEL TRABAJO AUTÓNOMO ECONÓMICAMENTE DEPENDIENTE 195

4.1. Represalia adoptada tras la solicitud de reconocimiento de la condición de TRADE 196

4.2. Represalias adoptadas contra el TRADE que ejercita sus derechos 197

5. CAUSALIDAD DE LA EXTINCIÓN DEL CONTRATO DE TRADE Y VULNERACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES. 197

6. RESTITUCIÓN DEL DERECHO FUNDAMENTAL EN LAS LESIONES CAUSADAS POR LOS CLIENTES A LOS TRADE 198

7. CONCLUSIONES 201

IV. SEGURIDAD SOCIAL DEL TRABAJADOR AUTÓNOMO

Capítulo X

Las últimas reformas de Seguridad Social para los trabajadores autónomos o por cuenta propia (período 2017-primer trimestre de 2020)

Guillermo Rodríguez Iniesta

1. INTRODUCCIÓN 205

2. MODIFICACIONES RELATIVAS AL ÁMBITO SUBJETIVO O CAMPO DE APLICACIÓN DEL RETA 208

3. REFORMAS EN RELACIÓN CON LOS ACTOS INSTRUMENTALES DE AFILIACIÓN, ALTAS Y BAJAS DE LOS TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA O AUTÓNOMOS 209

3.1. Afiliación, altas y bajas en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. Sus efectos 209

3.2. Comprobación de la situación de actividad 210

3.3. Otras novedades en relación con los actos instrumentales 211

4. NOVEDADES EN LA COTIZACIÓN Y RECAUDACIÓN DEL RÉGIMEN ESPECIAL DE TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA O AUTÓNOMOS 212

4.1. Modificaciones relativas a la cotización para el período 2017-2019 212

4.1.1. Base mínima para determinados trabajadores autónomos 212

4.1.2. Cambios anuales en las bases de cotización 213

4.1.3. Cotización. Pluriactividad 214

4.1.4. Incidencia en la cotización como consecuencia de la ampliación en el RETA de las contingencias protegidas 215

4.1.5. Exenciones de la obligación de cotizar en atención a la edad y tiempo cotizado 216

4.1.6. Sujeto responsable de la cotización en situación de IT a partir del día 61 incluido de la baja 216

4.1.7. Ajustes en el período de liquidación de cuotas por efecto de la admisión de cambios en las altas y bajas en el RETA 217

4.1.8. Singularidades en la cotización de determinados colectivos 218

4.2. La cotización para 2020 220

5. NOVEDADES EN LA RECAUDACIÓN 220

5.1. Nuevo régimen de recargos por ingresos fuera de plazo 220

5.2. Modificaciones en el Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social 221

5.3. La incidencia en la recaudación por la crisis sanitaria del COVID-19 221

6. EL COMPLEJO ELENCO DE BENEFICIOS EN LA COTIZACIÓN PARA LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS O POR CUENTA PROPIA 222

7. ACCIÓN PROTECTORA 225

7.1. Ampliación de la acción protectora para los trabajadores por cuenta propia o autónomos 225

7.1.1. La inclusión del accidente in itinere 225

7.1.2. Extensión de la protección y acercamiento al Régimen General 226

7.2. Devengo de las prestaciones 226

7.3. Las prestaciones 227

7.3.1. Incapacidad temporal 227

7.3.2. De la maternidad y paternidad al nacimiento-cuidado de hijo menor y cuidado responsable del lactante 228

7.3.3. Cuidado de menor enfermo de cáncer u otra enfermedad grave 230

7.3.4. Incapacidad permanente. Garantías y cuantías mínimas 230

7.3.5. La jubilación y su compatibilidad con el trabajo 231

7.3.6. Prestaciones familiares 232

7.3.7. Prestación de cese en la actividad 232

8. LAS REFORMAS PENDIENTES 236

Capítulo XI

La prestación por cese de actividad para trabajadores autónomos tras la reforma de 2018: ¿un sucedáneo de la prestación por desempleo?

Elena Lasaosa Irigoyen

1. INTRODUCCIÓN 239

2. ÁMBITO SUBJETIVO 241

3. LA SITUACIÓN LEGAL DE CESE DE ACTIVIDAD Y SU ACREDITACIÓN 243

3.1. Determinación de la situación legal de cese de actividad 243

3.1.1. Motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos 244

3.1.2. Fuerza mayor 245

3.1.3. Pérdida de la licencia administrativa 246

3.1.4. Decisión de la trabajadora autónoma víctima de violencia de género 246

3.1.5. Separación o divorcio de quien ejercía como colaborador familiar de su cónyuge 246

3.2. Acreditación de la situación legal de cese de actividad 247

4. REQUISITOS DE ACCESO 248

5. GESTIÓN 251

6. COTIZACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD 252

7. CUANTÍA DE LA PRESTACIÓN 255

8. DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN 256

9. COTIZACIÓN DURANTE LA PERCEPCIÓN DE LA PRESTACIÓN 257

10. NACIMIENTO DEL DERECHO 258

11. INCOMPATIBILIDADES 259

12. RECLAMACIONES EN MATERIA DE PCA 261

13. PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA POR CESE DE ACTIVIDAD DURANTE LA DECLARACIÓN DEL ESTADO DE ALARMA DEBIDO AL COVID-19 262

14. CONCLUSIONES 263

Capítulo XII

La reclamación frente a las mutuas colaboradoras de la seguridad social en el caso de la prestación por cese de actividad de los trabajadores autónomos

Eduardo Enrique Taléns Visconti

1. INTRODUCCIÓN: LAS GRANDES REFORMAS DEL RÉGIMEN JURÍDICO DE LA PRESTACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD 267

2. NOVEDADES EN TORNO A LA RECLAMACIÓN ADMINISTRATIVA PREVIA AL PROCESO JUDICIAL 269

2.1. La situación previa a la reforma 269

2.2. El actual sistema para dar respuesta al recurso planteado por el solicitante 270

3. LA COMPETENCIA JURISDICCIONAL 276

Capítulo XIII

El requisito de hallarse al corriente en el pago de las cuotas y en alcance del mecanismo de la invitación al pago

Susana Barcelón Cobedo

1. INTRODUCCIÓN 281

2. EL CUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN DE COTIZAR Y SU IMPACTO EN EL DERECHO A LA PRESTACIÓN EN EL CASO DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS 285

3. LA FLEXIBILIZACIÓN DEL REQUISITO DE HALLARSE AL CORRIENTE EN EL PAGO DE LAS CUOTAS: LA INVITACIÓN AL PAGO 288

4. LA EXIGENCIA DE CARENCIA MÍNIMA COMO CONDICIÓN A LA INVITACIÓN AL PAGO: LAS CUOTAS COMPUTABLES 293

4.1. El tratamiento de las cuotas aplazadas y su posible cómputo. 294

4.2. Cuotas prescritas y su tratamiento a efectos del cómputo 296

4.3. El mecanismo de la invitación al pago y el cese de actividad 298

Capítulo XIV

Discordancias en la acción preventiva y en la acción protectora respecto al accidente de trabajo de los trabajadores autónomos

Francisco Javier Arrieta Idiakez

1. INTRODUCCIÓN 301

2. DISTINTO ALCANCE DE LA PREVENCIÓN DE ACCIDENTES DE TRABAJO EN FUNCIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS AUTÓNOMOS 302

2.1. La caracterización del concepto "daños derivados del trabajo" como punto de partida en la determinación del alcance de la prevención de accidentes de trabajo de los autónomos 302

2.2. El alcance de la prevención de riesgos laborales en función de las características de los autónomos 305

2.2.1. Trabajador autónomo con asalariados a su cargo 307

2.2.2. Trabajador autónomo sin asalariados a su cargo 307

2.2.3. Trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE) 309

2.2.4. Trabajador autónomo que presta sus servicios en una organización empresarial 311

2.2.5. Los trabajadores autónomos de la construcción 312

2.2.6. Los trabajadores autónomos del transporte 314

3. DISTINTO ALCANCE DE LA ACCIÓN PROTECTORA PARA LOS AUTÓNOMOS EN FUNCIÓN DE LOS CONCEPTOS DE ACCIDENTE DE TRABAJO 316

3.1. Los dos conceptos de accidente de trabajo de los trabajadores autónomos 317

3.2. Las distintas coberturas del accidente de trabajo en función del régimen de Seguridad Social 322

4. DISTINTAS RESPONSABILIDADES DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS EN MATERIA DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN DE ACCIDENTES DE TRABAJO 323

5. CONCLUSIONES 325

Capítulo XV

La protección por desempleo de los trabajadores autónomos en el derecho comparado europeo

Thais Guerrero Padrón

1. PANORÁMICA GENERAL DE LA PROTECCIÓN POR DESEMPLEO DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS 327

2. PROTECCIÓN POR DESEMPLEO DE CARÁCTER CONTRIBUTIVO 329

2.1. Cobertura Obligatoria 329

2.1.1. Luxemburgo 329

2.1.2. Hungría 330

2.1.3. Polonia 330

2.1.4. Eslovenia 331

2.1.5 República Checa 332

2.1.6. Lituania 333

2.1.7. Grecia 334

2.1.8. Portugal 335

2.1.9. España 337

2.2. Cobertura Voluntaria 339

2.2.1. Suecia 339

2.2.2. Finlandia 341

2.2.3. Dinamarca 341

2.2.4. Austria 343

2.2.5. Irlanda 344

2.2.6. Alemania 345

3. OTRAS FORMAS DE PROTECCIÓN 345

3.1. Holanda 345

3.2. Reino Unido 346

3.3. Francia 346

3.4. Bélgica 347

4. RETOS DE FUTURO QUE PLANTEA LA PROTECCIÓN POR DESEMPLEO DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS, ESPECIALMENTE EN ESPAÑA 348

5. CONCLUSIÓN 351

Capítulo XVI

Medidas incentivadoras del emprendimiento juvenil en España

Manuela Durán Bernardino

1. CONSIDERACIONES PREVIAS 353

2. BONIFICACIÓN PARA JÓVENES AUTÓNOMOS 356

2.1. Sujetos beneficiarios 358

2.2. Cuantía 359

2.3. Una exclusión sin respaldo jurídico 362

3. MEDIDAS DE FOMENTO DEL AUTOEMPLEO JUVENIL 364

4. NUEVAS FORMAS DE TRABAJO AUTÓNOMO 366

5. CONCLUSIONES FINALES 370

Capítulo XVII

Autónomos y discapacidad en la seguridad social

Fco. Javier Fernández Orrico

1. APROXIMACIÓN A LA PROBLEMÁTICA 375

2. OBJETIVO DEL PRESENTE ANÁLISIS 376

3. EL TRABAJO AUTÓNOMO Y SU ENCAJE EN LA SEGURIDAD SOCIAL 377

3.1. Concepto de trabajador por cuenta propia 378

3.2. Colectivos que deben estar incluidos en el RETA 379

3.3. Exclusiones de colectivos del RETA 381

4. LA DISCAPACIDAD DEL AUTÓNOMO EN LA NORMATIVA Y EL FUNDAMENTO DE SU TRATO DIFERENCIADO 381

5. HUIDA DESDE EL TRABAJO AUTÓNOMO AL RÉGIMEN GENERAL ENTRE FAMILIARES ¿BENEFICIA AL TRABAJADOR CON DISCAPACIDAD? 386

5.1. Declaración del empresario y del familiar 387

5.2. Hijos del empresario menores de 30 años 387

5.3. Hijos menores de 18 años 389

6. BENEFICIOS EN LA COTIZACIÓN PARA TRABAJADORES AUTÓNOMOS CON DISCAPACIDAD 390

6.1. Opción por la base mínima 391

6.2. Opción por base superior a la mínima 392

6.3. Bonificación en los 48 meses siguientes 392

6.4. Por residir y desarrollar la actividad en municipios de menos de 5000 habitantes 393

6.5. Otras cuestiones 394

7. BENEFICIOS PARA TRABAJADORES AUTÓNOMOS POR CUIDADO DE FAMILIAR CON DISCAPACIDAD 395

7.1. Trabajadores Autónomos económicamente dependientes 395

7.2. Bonificación a trabajadores incluidos en el RETA por conciliación de la vida profesional y familiar (en el caso de que sufra discapacidad) vinculada a la contratación 396

7.2.1. Familiar con discapacidad 396

7.2.2. Bonificación aplicable 396

7.2.3. Requisitos 397

8. REFLEXIONES FINALES 398

V. CONCILIACIÓN DE LA ACTIVIDAD POR CUENTA PROPIA Y LA VIDA FAMILIAR

Capítulo XVIII

Aspectos jurídicos sobre igualdad de la trabajadora autónoma

Carmen Sánchez Trigueros

María Elisa Cuadros Garrido

1. MUJER AUTÓNOMA Y BRECHA DE GÉNERO 403

2. EL PERFIL DE LA MUJER AUTOEMPLEADA EN ESPAÑA 408

3. CONCILIACIÓN Y TRABAJADORA AUTÓNOMA: UNA ASIGNATURA PENDIENTE 411

4. BONIFICACIONES DE CUOTAS DE SEGURIDAD SOCIAL 415

5. SUBVENCIÓN POR EL ESTABLECIMIENTO COMO TRABAJADORA AUTÓNOMA 417

6. REFLEXIONES FINALES 418

Capítulo XIX

Trabajo autónomo y conciliación de la vida laboral y familiar

Mª Belén Fernández Collados

1. LOS INSTRUMENTOS DE CONCILIACIÓN DE LA VIDA FAMILIAR Y LABORAL COMO INCENTIVO AL EMPRENDIMIENTO EN GENERAL Y AL FEMENINO EN PARTICULAR 421

2. BONIFICACIÓN DEL 100% DE LAS CUOTAS DE SEGURIDAD SOCIAL PARA PERSONAS TRABAJADORAS AUTÓNOMAS DURANTE EL DESCANSO POR NACIMIENTO, ADOPCIÓN, ACOGIMIENTO, RIESGO DURANTE EL EMBARAZO Y RIESGO DURANTE LA LACTANCIA NATURAL 427

3. BONIFICACIÓN A TRABAJADORES INCLUIDOS EN EL RETA POR CONCILIACIÓN DE LA VIDA PROFESIONAL Y FAMILIAR VINCULADA A LA CONTRATACIÓN 429

4. LA EXCEPCIÓN A LA PROHIBICIÓN DE TENER TRABAJADORES A CARGO DE LOS TRADE POR MOTIVOS DE CONCILIACIÓN 432

5. EL INCENTIVO A LA REINCORPORACIÓN DE LAS TRABAJADORAS AUTÓNOMAS TRAS EL CESE POR MATERNIDAD, ADOPCIÓN, GUARDA CON FINES DE ADOPCIÓN, ACOGIMIENTO Y TUTELA 436

6. REFLEXIÓN FINAL 437

Capítulo XX

Conciliación de la vida personal y laboral en el trabajo autónomo

Nuria Reche Tello

1. INTRODUCCIÓN 439

2. EL MARCO NORMATIVO SOBRE IGUALDAD Y CONCILIACIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO 440

2.1. Ámbito comunitario 440

2.2. Ámbito estatal 442

2.3. Ámbito autonómico 447

3. LAS MEDIDAS PARA CONCILIAR LA VIDA PERSONAL Y LABORAL EN EL TRABAJO AUTÓNOMO 448

3.1. Prestaciones de la Seguridad Social 449

3.1.1. Prestación por nacimiento y cuidado de menor 449

3.1.2. Corresponsabilidad en el cuidado del lactante 450

3.1.3. Prestación por riesgo durante el embarazo 451

3.1.4. Prestación por riesgo durante la lactancia 451

3.1.5. Prestación por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave 452

3.2. Bonificaciones de cuotas en materia de Seguridad Social 452

3.2.1. Bonificaciones para autónomos que, por la necesidad de atender a un menor o a un familiar enfermo o discapacitado, deban contratar a un trabajador 452

3.2.2. Bonificaciones para autónomos durante los periodos de descanso por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural siempre que tenga una duración mínima de un mes 454

3.2.3. Trabajadoras autónomas que, habiendo cesado la actividad por nacimiento de hijo o hija, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela, vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia dentro de los dos años inmediatamente siguientes a la fecha efectiva del cese 454

3.3. El trabajo a tiempo parcial 455

3.4. La compatibilidad de la pensión de jubilación con el trabajo 457

3.5. Particularidades de algunos colectivos 458

3.5.1. Trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADES) 458

3.5.2. Profesionales libres colegiados 460

4. CONCLUSIONES 462

Capítulo XXI

La mujer trabajadora por cuenta propia

Mª Teresa Marbán Pinilla

1. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN ACTUAL: CONTEXTO 465

2. MEDIDAS ADOPTADAS E IMPACTO DE ESTAS MEDIDAS 470

2.1. Medidas adoptadas 470

2.1. Análisis del impacto de las medidas adoptadas 475

3. PROPUESTAS Y CONCLUSIONES 478