Doctrina

Título: Contratos Mercantiles
Fecha: 21/01/2020
Voces sustantivas: Apertura de crédito, Arrendamiento financiero, Arrendamiento de inmuebles, Contrato de suministro, Cesión de derechos y acciones, Comercio minorista, Compraventa, Compraventa mercantil, Contrato de agencia, Contrato de arrendamiento financiero, Contrato de comisión, Contrato de crédito al consumo, Contrato de cuenta corriente mercantil, Contrato de depósito mercantil, Contrato de difusión publicitaria, Contrato de franquicia, Contrato de mediación, Contrato de obra, Contrato de permuta, Contrato de préstamo, Contrato de publicidad, Contrato de renting, Contrato de servicios, Contrato de transporte, Contrato de transporte terrestre, Contrato de viaje combinado, Contratos bancarios, Contratos celebrados fuera de establecimiento mercantil, Contratos de adhesión, Contratos de distribución, Contratos de leasing, Contratos mercantiles, Contratos publicitarios, Crédito al consumo, Cuenta corriente bancaria, Cuentas en participación, Depósito, Depósitos bancarios de dinero, Derecho de opción, Derecho de uso, Factoring, Favor creditoris, Hipoteca inmobiliaria, Hipoteca mobiliaria, Inscripción en el registro de la propiedad, Leasing, Legítima, Mercado de valores, Obligaciones mercantiles, Prescripción, Precontrato, Prenda sin desplazamiento de posesión, Propiedad industrial, Propiedad intelectual, Préstamo hipotecario, Préstamo mercantil, Reaseguro, Registro de la propiedad, Registro de venta a plazos de bienes muebles, Rescisión del contrato, Resolución del contrato, Responsabilidad civil, Seguro contra incendios, Seguro de caución, Seguro de crédito, Seguro de defensa jurídica, Seguro de lucro cesante, Seguro de responsabilidad civil, Seguro de vida, Seguros de accidentes, Seguros de daños, Sociedad de garantía recíproca, Transporte marítimo, Transporte multimodal, Transporte terrestre, Transporte aéreo, Transporte de personas, Venta a plazos de bienes muebles, Amortizaciones, Agentes de seguros, Alcance de la responsabilidad, Anotaciones en cuenta, Autonomía de la voluntad, Buena fe, Bienes inmuebles, Cancelación, Cesión de derechos, Cláusulas abusivas, Comisión nacional del mercado de valores, Compraventa bursátil, Compraventa de inmuebles, Condiciones generales, Contrato de edificación, Contrato de seguro, Contrato de transporte terrestre de mercancías, Contrato estimatorio, Contratos atípicos, Contratos vinculados, Controles e inspecciones

Cómpralo ya en Tirant.com

Precio: 99,00 Euros 94,05 Euros Descuento -5.0%
Libro electrónico: 60,00 Euros

Salida en 1 semana

Ir a librería

Número epígrafe: 11
Título epígrafe: Capítulo Undécimo. Contratos de "Leasing" y de "Renting"

TEXTO:

SUMARIO: 11.1. CONTRATO DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO O «LEASING». 11.1.1. Concepto, función económica y naturaleza jurídica. 11.1.2. Régimen jurídico. 11.1.3. Elementos. 11.1.4. Contenido y efectos. 11.1.5. Incumplimiento, responsabilidad y extinción. 11.2. CONTRATO DE «RENTING». 11.2.1. Concepto, función económica y elementos. 11.2.2. Derechos y obligaciones de las partes. 11.2.3. Incumplimiento, responsabilidad y extinción.
11.1. CONTRATO DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO O «LEASING»

11.1.1. CONCEPTO, FUNCIÓN ECONÓMICA Y NATURALEZA JURÍDICA

En virtud del contrato de arrendamiento financiero o leasing, una persona (arrendador financiero) se obliga a ceder el uso de un bien a otra (arrendatario financiero), durante el plazo estipulado y a cambio del pago periódico de ciertas cuotas, al tiempo que concede a esta última, a la terminación del periodo de utilización, una opción de compra sobre dicho bien descontando del precio el importe de las cuotas satisfechas.
La función económica del leasing es la de dotar a un empresario o profesional de medios y recursos adecuados para el ejercicio eficiente de su actividad mercantil, sin tener que adquirirlos en propiedad; aunque facilitándoles también la posibilidad de hacerlo, descontando del precio final de compra los importes satisfechos por la utilización de aquellos. En este sentido, el leasing tiene un innegable componente financiero.
Es evidente, por lo demás, que un establecimiento mercantil no sólo se compone de bienes o recursos tenidos por el empresario en régimen de dominio y que existen otras formas de titularidad sobre los activos patrimoniales que lo integran. Tradicionalmente, la disponibilidad sobre los bienes empresariales procedía fundamentalmente de la compraventa o del arrendamiento. El leasing constituye una tercera vía. La figura tuvo su origen en los Estados Unidos, llegando posteriormente a Europa, donde ha conocido un importante desarrollo, propiciado, en gran medida, por el especial tratamiento fiscal que se le ha dispensado.
El arrendamiento financiero es un contrato propio y distinto, de contenido variable, determinado por las estipulaciones de las partes, destinado a obtener la cesión temporal del uso de un bien, junto con el derecho a optar finalmente por su adquisición, por un precio del que se deducen las cantidades previamente abonadas por la utilización del mismo.
El contrato de arrendamiento financiero difiere del contrato de compraventa (a plazos) en su diversa causa o finalidad. En el contrato de leasing, no se pretende adquirir un bien -a plazos- sino servirse del mismo durante un determinado plazo mediante el pago de unas cuotas periódicas; y ello por más que, a la finalización del periodo de utilización, el arrendatario financiero disponga de una opción de compra sobre el bien tenido en leasing. Pero las cuotas periódicas no constituyen pagos aplazados del precio y sólo se imputan a este último cuando se ejercita la referida opción de compra. De ahí que, por principio, el importe de la suma a abonar por el arrendatario financiero en concepto de precio residual, como consecuencia del ejercicio de la opción de compra, deba diferir del correspondiente a cada cuota satisfecha por la utilización del bien.
El leasing se diferencia, asimismo, del contrato de arrendamiento, propiamente dicho. En este último, aun cuando pudiera haberse pactado una opción de compra sobre el bien a favor del arrendatario, las sumas abonadas en concepto de renta son independientes del precio de adquisición del bien.
El arrendamiento financiero o leasing no constituye tampoco un «arrendamiento operativo», que se caracteriza por el hecho de que la cesión temporal del uso de un bien, mediante el pago de una renta periódica, va acompañada del derecho o la posibilidad de renovar la relación mediante la sustitución del bien arrendado por otro nuevo, propiciando un mejor aprovechamiento de los procesos de renovación tecnológica. Ello no impide, sin embargo, que este sea uno de los posibles desenlaces del contrato de arrendamiento financiero, cuando se confiera al arrendatario la posibilidad de optar por esta fórmula alternativa y no haga uso de la opción de compra.
Una modalidad especial de arrendamiento financiero es el lease-back, en cuya virtud, el propietario de un bien lo vende a una empresa financiera para conseguir liquidez, suscribiendo a continuación con esta última un contrato de arrendamiento financiero sobre el mismo bien. La operación consta de dos contratos vinculados, perfectamente conexos: uno de compraventa y otro de arrendamiento financiero, propiamente dicho. El propietario de un bien pasa de este modo a ser arrendatario financiero y obtiene en forma de precio de venta la liquidez que precisa para financiarse sin tener que prescindir del uso y aprovechamiento de aquel. Como su nombre indica, el lease-back es una especie de arrendamiento financiero a la inversa porque parte de una situación contraria. El vendedor y arrendatario consigue financiación y puede beneficiarse de las ventajas fiscales derivadas de la desgravación de los intereses y el pago de las correspondientes amortizaciones. En tanto que arrendatario financiero tendrá derecho, asimismo, a la recompra posterior del bien, mediante el ejercicio de la pertinente opción de compra. El arrendador financiero habrá invertido, por su parte, el precio de compra en la adquisición de un bien cuya titularidad le reportará ingresos inmediatos en forma de renta durante todo el periodo de la vigencia del contrato de leasing. En la práctica, estas operaciones suelen recaer sobre bienes inmuebles.
11.1.2. RÉGIMEN JURÍDICO

El leasing es un contrato atípico en nuestro ordenamiento desde el momento en que no cuenta con una regulación completa y su contenido depende, en lo fundamental, de los pactos y estipulaciones de las partes. Esto ha dado pie al surgimiento de diversas modalidades, dotando a la relación de un carácter abierto.
Ello no obstante, el leasing sí que cuenta con una disciplina legal fragmentaria, contenida básicamente en la Disposición Adicional tercera de la Ley 10/2014, de Ordenación, Supervisión y Solvencia de entidades de crédito; y la Disposición Adicional primera de la Ley 28/1998, de 13 de julio, reguladora de la venta a plazos de bienes muebles. A estas reglas, debemos añadir las relativas a su fiscalidad y, en particular, las contenidas en la Ley 27/2014, sobre Impuesto de Sociedades (art. 106).
En principio, la Ley 10/2014 mantiene un concepto más restringido de arrendamiento financiero, considerando que su objeto es la cesión del uso de bienes muebles o inmuebles susceptibles de aprovechamiento «adquiridos para dicha finalidad según las especificaciones del futuro usuario» y que ha de incluir necesariamente una opción de compra a favor del arrendatario financiero, a su finalización; mediante el pago de una contraprestación en forma de cuotas periódicas. Además, exige que los bienes cedidos solamente puedan ser destinados por los arrendatarios financieros «a sus explotaciones agrícolas, pesqueras, industriales, comerciales, artesanales, de servicios o profesionales». Sin embargo, se permite a los arrendadores financieros, en el supuesto de que los bienes cedidos no sean finalmente adquiridos por el usuario, cederlos nuevamente en leasing a terceros, aun cuando no hubieran sido adquiridos siguiendo las especificaciones de estos.
11.1.3. ELEMENTOS

a) Personales.
Parte en un contrato de leasing son el arrendador financiero o persona que cede el bien y el arrendatario financiero, que asume el derecho a utilizarlo mediante el pago de una contraprestación.
El arrendador financiero es un empresario dedicado profesionalmente a la contratación de estas operaciones. Conforme a la legislación de ordenación del mercado del crédito, la condición de empresario de leasing recaerá sobre un establecimiento financiero de crédito (EFC) y su régimen jurídico vendrá determinado por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. De acuerdo con esta normativa, las empresas de arrendamiento financiero podrán realizar también, con carácter complementario, otras actividades conexas y contratar con sus clientes: a) servicios de mantenimiento o conservación de los bienes cedidos; b) préstamos conexos a arrendamientos financieros; c) gestión e intermediación de otras operaciones de arrendamiento financiero; d) arrendamientos no financieros, con o sin opción de compra; y e) asesoramiento y elaboración de informes. Así como también cualesquiera otras actividades accesorias que resulten necesarias para el desempeño de las anteriores, en los términos previstos en sus Estatutos. Cfr. art. 6. El arrendamiento financiero constituye, además, una de las actividades propias de las entidades de crédito, sujetas -en cuanto tales- a «reconocimiento mutuo», según el Anexo de la Ley 10/2014.
La condición de arrendatario financiero recaerá, en principio, sobre un empresario o profesional que se propone utilizar el bien cedido en leasing para los fines propios de su actividad mercantil.
Sin llegar a ser parte en la relación de leasing, no es infrecuente que medie en su contratación y la promueva el propio fabricante del bien o el empresario encargado de su comercialización.
El leasing es un contrato consensual, aunque habitualmente se formaliza por escrito y es frecuente la utilización por parte del arrendatario financiero de cláusulas predispuestas en forma de condiciones generales de contratación.
El arrendamiento financiero de inmuebles se formaliza frecuentemente en documento público, lo que permitirá además su inscripción en el Registro de la Propiedad, en la hoja registral de la finca cedida en leasing. Por su parte, la Ley de Venta a Plazos permite la inscripción en una sección especial del Registro de Bienes Muebles de los arrendamientos financieros que recaigan sobre bienes muebles, corporales, no consumibles e identificables. Cfr. DA primera Ley 28/1998 y art. 2.2.2º Orden 19 julio 1999. Dicha inscripción requerirá su formalización en un modelo oficial de contrato debidamente autorizado al efecto. Cfr. art. 11 Orden 19 julio 1999.
La prestación de leasing puede recaer tanto sobre bienes muebles como inmuebles, no consumibles y susceptibles ambos de explotación o aprovechamiento empresarial. Se tratará, pues, de bienes de producción o de equipo (oficinas, naves industriales o comerciales, vehículos, maquinaria, herramientas, utensilios, mobiliario, equipamientos,...).
Como es habitual, la contraprestación se pagará en dinero o signo que lo represente.
11.1.4. CONTENIDO Y EFECTOS

La posición en el contrato del arrendador financiero vendrá determinada por los derechos y obligaciones que se exponen a continuación.
Su obligación principal es la de proporcionar (y, en su caso, adquirir previamente) el bien estipulado en el contrato, de conformidad con las indicaciones realizadas por el arrendatario financiero, y la de ponerlo a disposición de este último, para su utilización o aprovechamiento mercantil.
El arrendador financiero viene también obligado a garantizar al arrendatario financiero la pacífica posesión del bien durante el tiempo de duración del contrato. No así su efectiva utilidad y correcto funcionamiento, de lo que suele eximirse en virtud de cláusulas contractuales, al tiempo que cede al arrendatario los derechos de reclamación que, en tanto que comprador del bien, puedan corresponderle frente al fabricante, distribuidor o proveedor. De este modo, el arrendatario financiero quedará facultado, en su caso, para dirigirse frente a estos últimos cuando el bien cedido en leasing presente vicios y defectos ocultos o no sea conforme con el contrato.
La duración o vigencia del contrato será la estipulada por las partes, aunque la disciplina fiscal establece como parámetros para su aplicación un plazo mínimo de duración de dos (2) años para los contratos de leasing mobiliario y de diez (10) años para los inmobiliarios. Cfr. art. 106 Ley 27/2014.
En caso de prórroga, la vigencia del arrendamiento financiero se prolongará durante el periodo de tiempo y en las condiciones que fije el contrato. También puede acordarse la renovación del contrato por voluntad de las partes, conforme a lo estipulado por las mismas.
A resultas de la opción de compra conferida al arrendatario, el arrendador financiero se obliga a transmitir a este último el bien cedido, a la terminación del contrato, en caso de ejercicio por aquel de su derecho a comprar. La venta habrá de llevarse a cabo por el precio y en las condiciones estipuladas por las partes en el contrato de leasing. Para la determinación del precio final de adquisición, se computarán las cuotas satisfechas por el arrendatario financiero.
En el supuesto de que el arrendatario financiero no ejercite su opción de compra, el arrendador financiero recuperará la posesión del bien objeto de leasing y podrá destinarlo a cualquier otro fin.
El arrendador financiero mantendrá la propiedad sobre el bien cedido en arrendamiento financiero durante todo el periodo de vigencia del contrato. Este derecho, según el tipo de leasing, podrá hacerse constar en el Registro de la Propiedad o en el de Bienes Muebles, mediante la correspondiente inscripción. El Tribunal Supremo reconoce la vigencia de este derecho y permite hacerlo valer frente a terceros, aun cuando no se hallare inscrito en ningún Registro público, siempre que pueda acreditarse la fecha del contrato de modo fehaciente (en especial mediante documento público).
El arrendador financiero suele reservarse en el contrato ciertas facultades de control e inspección, en orden a comprobar el estado de conservación del bien y su adecuada utilización por el arrendatario.
El contrato atribuye con frecuencia al arrendador financiero el derecho a ceder a un tercero su posición en él. Dicha cesión irá acompañada de la transmisión del bien cedido en leasing, con lo que el tercero (cesionario) pasará a ser propietario de este y titular de los derechos contractuales correspondientes a su causante, restando por lo demás inalterado el contrato de arrendamiento financiero.
Por su parte, el arrendatario financiero adquiere el derecho a usar y explotar el bien objeto de leasing, por el tiempo y dentro de los límites fijados en el contrato. Como contraprestación se obliga a pagar las cuotas estipuladas, a su respectivo vencimiento. Normalmente, se atribuyen también a este los gastos de formalización del contrato (honorarios notariales y pago de impuestos).
El uso y aprovechamiento del bien por parte del arrendatario financiero debe llevarse a cabo con la diligencia exigible a un buen empresario. A diferencia de lo que sucede con el arrendador financiero, el contrato suele prohibir al arrendatario la cesión de sus derechos sobre el bien a terceros, salvo que cuente con la autorización de aquel. De ordinario, el arrendatario corre a cargo de los gastos de mantenimiento y las reparaciones del bien mientras se halle bajo su cuidado.
Entre las cláusulas habituales del contrato de leasing se encuentran las que imponen al arrendatario financiero la obligación de adoptar medidas tendentes a preservar el derecho de propiedad del financiador sobre los bienes (como la colocación de placas de identificación o la comunicación inmediata de cualquier tipo de incidencia que pueda afectar a su titularidad dominical sobre los bienes).
Es frecuente la imposición al arrendatario financiero de la obligación de contratar un seguro en favor del arrendador, cubriendo cualquier riesgo de pérdida o avería que pueda afectar al bien. Otras veces, cuando la contratación de este seguro corre a cargo del arrendador, aquel se obliga a reintegrarle lo pagado en concepto de prima.
El arrendatario financiero deberá proceder a la devolución del bien al término del contrato en el estado en que se encuentre, cuando no haga uso de su derecho de opción de compra ni de la posibilidad de prorrogar la vigencia del arrendamiento financiero.
En caso de optar por la adquisición del bien, el arrendatario celebrará con el arrendador financiero o su causahabiente el correspondiente contrato de compraventa, en los términos y condiciones previstos en el contrato de leasing. En consecuencia, podrá hacer valer su derecho a descontar del precio de compra las cuotas satisfechas.
11.1.5. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

En caso de incumplimiento por el arrendatario financiero de sus obligaciones contractuales, el arrendador financiero tendrá derecho a optar entre exigir el cumplimiento de las prestaciones a cargo del arrendatario, de conformidad con lo estipulado en el contrato; o bien proceder a la resolución del vínculo contractual, exigiendo la devolución del bien cedido en leasing. Cuando el contrato de arrendamiento financiero conste en póliza o escritura pública, o hubiera sido objeto de inscripción en el Registro de Venta a Plazos de Bienes Muebles y estuviera formalizado en el modelo oficial establecido al efecto, el arrendador podrá recurrir al procedimiento especial de reclamación previsto en la DA primera de la Ley 28/1998, de Venta a Plazos.
En cualquiera de ambos casos, si el incumplimiento es jurídicamente imputable al arrendatario, podrá reclamar además los daños y perjuicios causados. Cuando el incumplimiento afecte al pago de las cuotas de leasing (deuda de dinero), la indemnización de daños y perjuicios consistirá en el abono de los intereses de demora pactados y, en su defecto, del interés legal de morosidad.
Si es el arrendador financiero quien incumple de forma responsable sus obligaciones, el arrendatario financiero puede optar entre exigirle el recto cumplimiento de lo estipulado o, alternativamente, la resolución del contrato, con derecho en ambos casos a la indemnización de los daños y perjuicios.
Un supuesto especial es el de la existencia de vicios o defectos graves (disconformidad) en el bien cedido en leasing, que lo hagan inservible para su fin y constituyan, por tanto, un supuesto de incumplimiento del contrato de venta celebrado con el proveedor por el arrendador financiero. La cesión de derechos y acciones en favor del arrendatario financiero que suelen llevar a cabo los contratos de leasing permite a este dirigirse frente al proveedor del bien; pero cuando se trate de reclamaciones que puedan incidir en la eficacia del contrato de venta, la cuestión afectará directamente a la vigencia del propio contrato de leasing y, por consiguiente, a los legítimos intereses del arrendador financiero. De ahí que, en caso de litigio, deba ser llamado también al proceso este último y, no haciéndolo, la jurisprudencia viene apreciando la excepción de falta de litisconsorcio pasivo necesario.
El contrato de arrendamiento financiero se celebra siempre por tiempo determinado. Al igual que ocurre en el arrendamiento ordinario, el tiempo es un elemento esencial del leasing. Toda cesión de un bien en arrendamiento financiero se realiza por un plazo y el contrato se extingue a su vencimiento, una vez cumplidas las obligaciones a cargo de las partes, haya hecho uso o no el arrendatario financiero de su derecho de opción de compra sobre el bien.
11.2. CONTRATO DE «RENTING»

11.2.1. CONCEPTO, FUNCIÓN ECONÓMICA Y ELEMENTOS

El contrato de «renting» es aquel por el que un empresario (arrendador financiero) se obliga a ceder en arriendo a un cliente (arrendatario financiero) un determinado bien, que previamente adquiere a instancia suya, así como a proporcionarle diversos servicios dirigidos al mantenimiento y la conservación de dicho bien; a cambio todo ello del pago periódico de una cuota durante el tiempo de vigencia de la relación. Se trata de contrato atípico, de contenido abierto y basado en la autonomía de la voluntad, que puede adoptar diversas modalidades. El más difundido es el de vehículos, aunque puede recaer también sobre maquinaria, equipos o incluso software. En paralelo a lo que sucede con el lease-back existe también un rent-back.
Por su contenido, el renting viene a constituir una combinación del contrato de arrendamiento de cosa con el contrato de servicios. Sin embargo y a diferencia del leasing, en el renting no se imputa ninguna parte de la cuota satisfecha por el arrendatario financiero al precio del bien cedido, ni se concede a este ninguna opción de sobre dicho bien a la finalización. Su función económica vuelve a ser la de proporcionar a empresarios o profesionales el derecho a la utilización de determinados bienes, sin tener que adquirirlos en propiedad; aunque, en este caso, no se prevé ni plantea -al menos en principio- la celebración de ningún contrato posterior de compraventa. Es frecuente en la práctica el renting de todo tipo de vehículos a motor.
El arrendador financiero es un empresario dedicado profesionalmente a la contratación de estas operaciones. La legislación de ordenación del mercado del crédito atribuye la actividad de renting a los establecimientos financieros de crédito (regulados en la Ley 5/2015), cuando les autoriza para contratar lo que considera «actividades conexas» al leasing, entre las que incluye los servicios de mantenimiento o conservación de los bienes cedidos o los arrendamientos no financieros, con o sin opción de compra, así como otras operaciones complementarias previstas en sus Estatutos.
Por su parte, la condición de arrendatario financiero también recae, en el renting, en empresarios o profesionales que destinan el bien tenido en arriendo a los fines propios de su actividad mercantil. Ello no obsta a la posibilidad de que, ateniendo a su naturaleza, el bien pueda ser objeto, en parte, de un uso privado, sin perjuicio de las consecuencias fiscales que ello pudiera comportar.
Las operaciones de renting son promovidas a menudo por los propios empresarios dedicados a comercializar en el mercado los bienes cedidos, en el marco de las relaciones de colaboración que, a tal efecto, mantienen con establecimientos financieros y entidades de crédito. La labor desarrollada por los citados empresarios es de pura mediación y no llegan a ser parte en el contrato de renting.
En otras ocasiones, el renting es contratado directamente con la financiera por un empresario con el propósito de ceder el uso del bien o arrendarlo posteriormente a sus clientes.
El de renting es un contrato consensual, como consecuencia de su carácter atípico. Sin embargo, lo normal en la práctica es que se formalice por escrito; pudiendo ser también objeto de inscripción en el Registro de Bienes Muebles. Cfr. DA primera.7 Ley 28/1998 y arts. 2.2.3º, 10 y 11 Orden 19 julio 1999.
11.2.2. DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LAS PARTES

En virtud del contrato de renting, el arrendador financiero se compromete -al igual que ocurre en el leasing - a proporcionar al cliente el uso del bien en cuestión, a lo largo de todo el periodo de vigencia de la relación. Además, se hace cargo de la prestación de servicios de mantenimiento preventivo, dirigidos a preservar su buen funcionamiento; así como de proporcionar asistencia técnica y reparar el bien en caso de avería (mantenimiento correctivo); pudiendo incluir, asimismo, la puesta a disposición del cliente de un bien de sustitución. Estas prestaciones incluyen tanto la mano de obra como la aportación de piezas de recambio, en las condiciones fijadas en el contrato (que puede limitar o restringir la sustitución de algunas de ellas).
El arrendador financiero suele articular el cumplimiento de algunas obligaciones, mediante la contratación de un seguro de amplia cobertura que, en el caso de vehículos a motor, abarca tanto la responsabilidad civil del conductor como el riesgo de daños propios del bien.
En el plano de los derechos reales, el arrendador financiero se limita a ceder al arrendatario el uso del bien objeto de renting y mantiene en todo momento su propiedad, por lo que correrán de su cuenta los tributos e impuestos que lo gravan. La posición del arrendatario será, sin embargo, la del titular de un derecho de uso sobre el bien cedido y deberá ponerlo de manifiesto así a sus acreedores, para preservar los intereses del arrendador financiero.
El arrendatario financiero viene obligado al pago de las cuotas, en el plazo y las condiciones que determina el contrato. También deberá guardar y conservar el bien tenido en renting, así como hacer un uso legal, diligente y razonable del mismo, con arreglo a su naturaleza y funcionalidad; comprometiéndose, además, a restituirlo al arrendador financiero a la finalización de la vigencia del contrato.
En cuanto tal, el arrendatario tendrá derecho al disfrute y explotación económica del bien, en las condiciones y con los límites fijados. En este sentido, es frecuente que se establezcan unos parámetros de uso (en forma por ejemplo de kilómetros), cuya superación dé derecho al arrendador financiero a percibir un aumento de remuneración y cuya rebaja permite al arrendatario obtener una reducción de la cuota.
La ausencia de opción de compra no impide a las partes, a la finalización del contrato, llegar a un acuerdo para la compraventa del bien, por el precio y en las condiciones libremente acordadas por ambas.
Como en cualquier otro contrato, la posición acreedora del arrendador financiero puede venir reforzada por la constitución de garantías -reales o personales- en favor del arrendatario.
11.2.3. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

La falta de cumplimiento, por cualquiera de las partes de sus obligaciones contractuales, permitirá a la otra optar entre exigirle el cumplimiento forzoso (siendo ello posible) o instar la resolución del contrato, viniendo además el deudor obligado a responder de los daños y perjuicios causados cuando el incumplimiento le sea jurídicamente imputable. El contrato suele explicitar el alcance de la responsabilidad en que incurre el arrendatario financiero que infringe sus obligaciones, empezando por las consecuencias indemnizatorias en caso de impago o de retraso en el pago de sus cuotas.
Sin embargo y al igual que en el leasing, en las estipulaciones del contrato de renting, es frecuente la inclusión de una cláusula por la que se exime de toda responsabilidad al arrendador financiero por cualquier daño o falta de conformidad del bien, aduciendo que fue adquirido siguiendo las indicaciones del arrendatario; al tiempo que se prevé la subrogación de este último en los derechos y acciones que pudieran corresponder al propietario frente al vendedor del bien.
La extinción del renting se produce por el vencimiento del plazo estipulado. Ello no impide, sin embargo, a las partes acordar la prórroga o la renovación del contrato; así como la celebración de otro nuevo sobre un bien diferente (de reciente adquisición). Este último supuesto es lo habitual tratándose de bienes sometidos a procesos acelerados de innovación tecnológica y a ello suele ir dirigida la oferta del arrendador financiero.
El eventual reconocimiento al arrendatario de un derecho de cancelación anticipada del contrato vendrá normalmente acompañado de la imposición de penalizaciones.

ÍNDICE:

PARTE GENERAL O PRIMERA. FUNDAMENTOS DE LA CONTRATACIÓN EN EL MERCADO

Capítulo preliminar. INTRODUCCIÓN AL DERECHO MERCANTIL E OBLIGACIONES Y CONTRATOS

1.1. ECUACIÓN: LIBERTAD/DERECHO

1.2. PRIMERO EL EMPRESARIO Y DESPUÉS SU ACTIVIDAD

1.3. EL CONTRATO COMO MANIFESTACIÓN JURÍDICA DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

1.4. EL MERCADO COMO MARCO DE LA CONTRATACIÓN EMPRESARIAL

1.5. DEMOCRACIA POLÍTICA Y LIBERTAD ECONÓMICA

1.5.1. La propiedad y su función social

1.5.2. Apuesta por un sistema económico de libre mercado

1.5.3. Autonomía de la voluntad y libertad de mercado

1.5.4. Constitución y economía social

1.6. LA CONTRATACIÓN MERCANTIL Y SU REGULACIÓN JURÍDICA

1.6.1. Tipología normativa

1.6.2. Sistema general de fuentes

1.6.3. ¿Hacia un nuevo Código Mercantil?

Capítulo 2. EL CONTRATO MERCANTIL (I): CONCEPTO, REQUISITOS Y ELEMENTOS

2.1. CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA: EL CONTRATO COMO NEGOCIO JURÍDICO Y LEX INTER PARTES

2.2. REQUISITOS DEL CONTRATO

2.3. ELEMENTOS PERSONALES

2.4. PERFECCIÓN DE LOS CONTRATOS

2.4.1. La «oferta» y la «aceptación» como presupuestos del consentimiento

2.4.2. Vicios del consentimiento

2.4.3. El silencio en la contratación mercantil

2.4.4. Negociaciones y contratos preliminares. El precontrato y la opción de contrato

2.4.5. Contratos entre ausentes

2.4.6. Mutuo disenso

2.4.7. Rescisión del contrato

2.5. FORMALIZACIÓN Y PRUEBA DEL CONTRATO MERCANTIL

2.5.1. La libertad de forma y sus excepciones

2.5.2. Formalización electrónica de los contratos

2.5.3. Régimen probatorio de los contratos mercantiles

Capítulo 3. EL CONTRATO MERCANTIL (II): CONTENIDO, EJECUCIÓN Y RÉGIMEN DE INCUMPLIMIENTO

3.1. CONTENIDO Y EFECTOS DEL CONTRATO

3.1.1. Derechos y obligaciones contractuales a cargo de las partes

3.1.2. El dinero como objeto de las obligaciones mercantiles

3.1.3. Determinación del contenido de los contratos mercantiles: la interpretación

3.2. CUMPLIMIENTO Y EJECUCIÓN

3.2.1. La buena fe como principio configurador del contenido y alcance del contrato

3.2.2. Rigor en el cumplimiento y la ejecución de las prestaciones a cargo de las partes

3.2.3. Cumplimiento por el deudor o por medio de otros

3.2.4. Garantías de cumplimiento

3.2.5. Especial incidencia de los plazos

3.2.6. Ley de morosidad

3.3. INCUMPLIMIENTO Y RESPONSABILIDAD

3.3.1. Régimen de incumplimiento

3.3.2. Fundamentos de la responsabilidad contractual

3.4. RECLAMACIÓN DE LAS OBLIGACIONES CONTRACTUALES: LA PRESCRIPCIÓN

3.4.1. Tiempo y Derecho

3.4.2. La prescripción mercantil

Capítulo 4. CONTRATOS DE ADHESIÓN Y CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN

4.1. CONTRATOS NEGOCIADOS VS. CONTRATOS DE ADHESIÓN

4.2. CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN

4.2.1. Concepto y caracteres

4.2.2. Requisitos de incorporación

4.2.3. Interpretación

4.2.4. Validez y eficacia

4.2.5. Acciones de reclamación

4.2.6. Registro de Condiciones Generales de Contratación

Capítulo 5. DEFENSA Y PROTECCIÓN DEL CONTRATANTE DE BUENA FE

5.1. EL POSTULADO GENERAL DE «BUENA FE»

5.2. LA FIGURA DEL CONTRATANTE DE BUENA FE O CONTRATANTE DÉBIL

5.3. LOS CONTRATOS CON CONSUMIDORES. PARTICULARIDADES DE SU RÉGIMEN JURÍDICO

5.3.1. Punto de partida

5.3.2. Consumidores vs empresarios

5.3.3. Acciones colectivas y sistema arbitral de consumo

5.3.4. Régimen general de los contratos entre empresarios y consumidores

5.3.5. Marco regulatorio del derecho de desistimiento

5.3.6. Cláusulas no negociadas y cláusulas abusivas

5.3.7. Contratos celebrados a distancia

5.3.8. Contratos celebrados fuera de establecimientos mercantiles

SEGUNDA PARTE. ACTIVIDAD CONTRACTUAL MERCANTIL

Sección Primera. Contratos traslativos de dominio

Capítulo 6. COMPRAVENTA MERCANTIL EN GENERAL

6.1. CONCEPTO: COMPRAVENTA MERCANTIL Y COMPRAVENTA CIVIL

6.2. ELEMENTOS: PERFECCIÓN Y FORMA

6.3. CONTENIDO Y EJECUCIÓN. OBLIGACIONES DE LAS PARTES. GARANTÍAS DE CUMPLIMIENTO

6.3.1. Obligaciones de la parte vendedora

6.3.2. Obligaciones de la parte compradora

6.4. LA TRANSMISIÓN DEL RIESGO

6.5. INCUMPLIMIENTO Y RESPONSABILIDAD

Capítulo 7. COMPRAVENTAS ESPECIALES

7.1. COMPRAVENTA DE PRODUCTOS DE CONSUMO

7.1.1. Delimitación y régimen legal

7.1.2. Configuración jurídica

7.1.3. Responsabilidad del vendedor

7.1.4. Garantías comerciales

7.1.5. Documento de garantía, repuestos y servicio técnico

7.2. COMPRAVENTA AL DETALLE Y COMERCIO MINORISTA

7.2.1. Régimen general

7.2.2. Actividades promocionales

7.2.3. Modalidades especiales

7.2.4. Compraventa en subasta

7.3. COMPRAVENTA DE INMUEBLES

7.3.1. Contratación en el mercado inmobiliario

7.3.2. Proceso habitual de contratación

7.3.3. Incumplimiento y responsabilidad

7.3.4. Incidencia de las normas de ordenación del mercado inmobiliario dictadas en defensa del consumidor

7.4. COMPRAVENTA A PLAZOS DE BIENES MUEBLES

7.4.1. Régimen jurídico

7.4.2. Delimitación de operaciones

7.4.3. Formalización por escrito

7.4.4. Contenido y efectos

7.4.5. Incumplimiento y responsabilidad

7.4.6. Inscripción en el Registro de Bienes Muebles

7.4.7. Garantías del acreedor en caso de incumplimiento

Capítulo 8. COMPRAVENTAS DE PLAZA A PLAZA E INTERNACIONALES

8.1. EL COMERCIO INTERNACIONAL Y SU REGULACIÓN. LA CONVENCIÓN DE VIENA DE 1980

8.2. PERFECCIÓN DEL CONTRATO

8.3. OBLIGACIONES DEL VENDEDOR

8.3.1. Entrega de las mercaderías

8.3.2. Conformidad con el contrato

8.3.3. Ausencia de derechos o pretensiones de terceros

8.4. OBLIGACIONES DEL COMPRADOR

8.4.1. Pago del precio

8.4.2. Recepción de la mercadería

8.5. TRANSMISIÓN DEL RIESGO

8.6. INCUMPLIMIENTO Y RESPONSABILIDAD

8.6.1. Del incumplimiento del contrato y sus consecuencias

8.6.2. Régimen de responsabilidad

8.6.3. Indemnización de daños y perjuicios

8.7. LAS CONDICIONES GENERALES DEL COMERCIO INTERNACIONAL O INCOTERMS

8.7.1. Sentido y alcance

8.7.2. Operaciones comerciales realizadas por cualquier modo o modos de transporte

8.7.3. Operaciones comerciales llevadas a cabo por mar o por aguas interiores

Capítulo 9. OTROS CONTRATOS AFINES

9.1. CONTRATO DE PERMUTA

9.2. CONTRATOS DE OPCIÓN DE COMPRA Y DE VENTA

9.3. APORTACIONES AL PATRIMONIO DE UNA SOCIEDAD DE CAPITAL

9.4. CONTRATO DE SUMINISTRO

9.4.1. Concepto y función económica

9.4.2. Régimen jurídico

9.4.3. Elementos

9.4.4. Contenido

9.4.5. Incumplimiento y responsabilidad

9.4.6. Extinción

9.5. TRANSMISIÓN DE CRÉDITOS Y DEMÁS DERECHOS INCORPORALES

9.6. TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA Y CESIÓN DE DERECHOS DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

9.7. TRANSMISIÓN DE ACCIONES Y DE PARTICIPACIONES SOCIETARIAS

9.7.1. Fundamentos

9.7.2. Contratos de transmisión de acciones

9.7.3. Contratos de transmisión de participaciones

9.8. TRANSMISIÓN DE EMPRESAS

9.8.1. La empresa y su enajenación

9.8.2. Formas de transmitir

9.8.3. La empresa como objeto de transmisión

9.8.4. La valoración de la empresa como problema

9.8.5. Contenido y ejecución

Sección Segunda. Arrendamientos mercantiles y financieros

Capítulo 10. CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO MERCANTILES

10.1. ARRENDAMIENTO DE INMUEBLES DE USO EMPRESARIAL

10.1.1. Concepto y régimen jurídico

10.1.2. Elementos

10.1.3. Obligaciones del arrendador

10.1.4. Obligaciones del arrendatario

10.1.5. Cesión del contrato y venta del inmueble arrendado

10.1.6. Subarriendo

10.1.7. Régimen de incumplimiento y responsabilidad

10.1.8. Extinción del arrendamiento

10.2. ALQUILER DE EQUIPOS Y MAQUINARIA

10.2.1. Mercado «alternativo» del alquiler

10.2.2. Concepto y elementos

10.2.3. Derechos y obligaciones de las partes

10.2.4. Responsabilidad y extinción

10.3. ALQUILER DE VEHÍCULOS

10.3.1. Análisis preliminar del mercado

10.3.2. Concepto y normativa

10.3.3. Elementos

10.3.4. Efectos del contrato

10.3.5. Responsabilidad y extinción

Capítulo 11. CONTRATOS DE «LEASING» Y DE «RENTING»

11.1. CONTRATO DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO O «LEASING»

11.1.1. Concepto, función económica y naturaleza jurídica

11.1.2. Régimen jurídico

11.1.3. Elementos

11.1.4. Contenido y efectos

11.1.5. Incumplimiento, responsabilidad y extinción

11.2. CONTRATO DE «RENTING»

11.2.1. Concepto, función económica y elementos

11.2.2. Derechos y obligaciones de las partes

11.2.3. Incumplimiento, responsabilidad y extinción

Sección Tercera. Contratos de gestión y comercialización

Capítulo 12. CONTRATO DE COMISIÓN

12.1. CONCEPTO, NATURALEZA JURÍDICA Y FUNCIÓN ECONÓMICA

12.2. ELEMENTOS

12.3. CONTENIDO Y EFICACIA: OBLIGACIONES DE LAS PARTES

12.3.1. Obligaciones del comisionista

12.3.2. Obligaciones del comitente

12.4. INCUMPLIMIENTO Y RESPONSABILIDAD

12.4.1. Planteamiento inicial

12.4.2. Responsabilidad del comisionista

12.4.3. Responsabilidad del comitente

12.5. EXTINCIÓN

12.6. BREVE REFERENCIA A LAS PRINCIPALES MODALIDADES DE COMISIÓN

Capítulo 13. CONTRATO DE MEDIACIÓN O CORRETAJE

13.1. CONCEPTO, NATURALEZA JURÍDICA Y FUNCIÓN ECONÓMICA

13.2. ELEMENTOS

13.3. CONTENIDO Y ALCANCE DE LA RELACIÓN DE CORRETAJE

13.3.1. Obligaciones del corredor

13.3.2. Contraprestación del comitente

13.4. RÉGIMEN DE INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

13.5. TIPOLOGÍA Y PRINCIPALES MODALIDADES DE CORRETAJE

13.6. ESPECIAL REFERENCIA A LA «MEDIACIÓN EN ASUNTOS CIVILES Y MERCANTILES»

13.6.1. Concepto, función y principios informadores

13.6.2. Perfección del contrato y constitución de la mediación

13.6.3. Sujetos de la mediación civil y mercantil

13.6.4. Contenido y alcance

13.6.5. Régimen de responsabilidad

13.6.6. Extinción

Capítulo 14. CONTRATOS DE COMERCIALIZACIÓN

14.1. LOS CONTRATOS DE COMERCIALIZACIÓN EN GENERAL

14.2. CONTRATO DE AGENCIA

14.2.1. Concepto y función económica

14.2.2. Elementos del contrato

14.2.3. Contenido y efectos

14.2.4. Incumplimiento, responsabilidad y extinción

14.3. CONTRATO ESTIMATORIO

14.3.1. Concepto y elementos

14.3.2. Contenido y efectos

14.3.3. Incumplimiento, responsabilidad y extinción

14.4. CONTRATOS DE DISTRIBUCIÓN COMERCIAL

14.4.1. Concepto, función económica y caracteres

14.4.2. Elementos contractuales

14.4.3. Sistemas de distribución

14.4.4. Contenido y efectos

14.4.5. Incumplimiento, responsabilidad y extinción

14.4.6. Especial referencia al contrato de distribución de automóviles y vehículos industriales

14.5. CONTRATO DE FRANQUICIA O «FRANCHISING»

14.5.1. Concepto, naturaleza jurídica y función económica

14.5.2. Elementos

14.5.3. Contenido y efectos

14.5.4. Incumplimiento, responsabilidad y extinción

14.6. CONTRATOS DE SERVICIOS DE COMERCIALIZACIÓN A TRAVÉS DE INTERNET

Sección Cuarta. Contratos de custodia, cobranza, compensación, asesoramiento y promocionales

Capítulo 15. CONTRATO DE DEPÓSITO MERCANTIL

15.1. CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA

15.2. ELEMENTOS

15.3. CONTENIDO Y EFECTOS

15.4. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

15.5. MODALIDADES ESPECIALES

15.5.1. Depósito en almacenes generales

15.5.2. Contrato de aparcamiento o «parking» de vehículos

Capítulo 16. CONTRATO DE FACTURACIÓN O «FACTORING»

16.1. CONCEPTO, NATURALEZA JURÍDICA Y FUNCIÓN ECONÓMICA

16.2. ELEMENTOS

16.3. CONTENIDO Y EFECTOS. MODALIDADES DE «FACTORING»

16.4. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

Capítulo 17. CONTRATO DE CUENTA CORRIENTE MERCANTIL

17.1. CONCEPTO, NATURALEZA JURÍDICA Y FUNCIÓN ECONÓMICA

17.2. ELEMENTOS

17.3. CONTENIDO Y EFECTOS

17.4. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

Capítulo 18. CONTRATOS DE SERVICIOS DE ASESORAMIENTO TÉCNICO Y CONSULTORÍA

18.1. DELIMITACIÓN CONCEPTUAL Y FUNCIÓN ECONÓMICA

18.1.1. Concepto y naturaleza jurídica

18.1.2. Función económica

18.2. ELEMENTOS

18.3. CONTENIDO Y EFECTOS

18.4. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

18.5. ESPECIAL REFERENCIA A LOS CONTRATOS SERVICIOS DE ASESORAMIENTO JURÍDICO

Capítulo 19. CONTRATOS PUBLICITARIOS

19.1. A MODO DE INTRODUCCIÓN: PUBLICIDAD Y MERCADO

19.2. LA CONTRATACIÓN EN EL MERCADO PUBLICITARIO

19.3. PRINCIPALES MODALIDADES DE CONTRATOS PUBLICITARIOS

19.3.1. Contrato de creación publicitaria

19.3.2. Contrato de publicidad

19.3.3. Contrato de difusión publicitaria

19.3.4. Contrato de patrocinio

Sección Quinta. Contratos de obra por empresa y afines

Capítulo 20. CONTRATO EMPRESARIAL DE OBRA

20.1. CONCEPTO, NATURALEZA JURÍDICA Y CARACTERES

20.2. TIPOLOGÍA

20.3. ELEMENTOS

20.3.1. Perfección y forma del contrato

20.3.2. Partes contratantes

20.3.3. Prestaciones objeto de contratación

20.4. CONTENIDO Y EFECTOS

20.4.1. Planteamiento

20.4.2. Obligaciones del empresario contratista

20.4.3. Obligaciones del comitente de la obra

20.5. RIESGOS DE LA OBRA

20.6. INCUMPLIMIENTO, RESPONSABILIDAD Y EXTINCIÓN

20.6.1. Falta de cumplimiento

20.6.2. Responsabilidad

20.6.3. Extinción

Capítulo 21. CONTRATO DE EDIFICACIÓN

21.1. CONCEPTO Y ORDENACIÓN NORMATIVA

21.2. PROYECTO DE EDIFICACIÓN Y DIRECCIÓN TÉCNICA DE LA OBRA

21.3. CONTENIDO Y EJECUCIÓN

21.4. RESPONSABILIDADES Y GARANTÍAS

Capítulo 22. OTRAS MODALIDADES DE OBRA

22.1. CONTRATOS DE REPARACIÓN

22.1.1. El contrato de reparación de bienes muebles en general

22.1.2. El contrato de reparación de vehículos

22.1.3. El contrato de reparación de aparatos domésticos

22.2. CONTRATOS DE OBRA «LLAVE EN MANO»

22.3. CONTRATOS DE RENDIMIENTO ENERGÉTICO

22.3.1. Introducción y fundamentos

22.3.2. Concepto y función económica

22.3.3. Contenido y alcance de la relación

Sección Sexta. Contratos de transporte, de hostelería y turísticos

Capítulo 23. CONTRATO DE TRANSPORTE: FUNDAMENTOS DE SU RÉGIMEN JURÍDICO

23.1. EL TRANSPORTE Y SU REGULACIÓN

23.2. EL CONTRATO DE TRANSPORTE EN GENERAL: CONCEPTO, NATURALEZA JURÍDICA Y DISTINCIÓN DE FIGURAS AFINES

23.3. CONCEPTO JURÍDICO DE PORTEADOR

23.4. ACERCA DE LA DIVERSIDAD DE MODALIDADES DE TRANSPORTE

23.4.1. Modalidades «jurídicas»

23.4.2. Transporte terrestre de mercancías

23.4.3. Transporte terrestre de personas

23.4.4. Transporte marítimo de mercancías

23.4.5. Transporte marítimo de personas

23.4.6. Transporte aéreo de mercancías y de personas

23.5. CONCURRENCIA DE REGÍMENES: EL TRANSPORTE MULTIMODAL

23.6. JUNTAS ARBITRALES DEL TRANSPORTE

Capítulo 24. CONTRATO DE TRANSPORTE TERRESTRE DE MERCANCÍAS

24.1. EL MERCADO DE LOS TRANSPORTES TERRESTRES Y SU NORMATIVA DE ORDENACIÓN

24.2. CONTRATO DE TRANSPORTE TERRESTRE DE COSAS

24.2.1. Concepto

24.2.2. Régimen jurídico

24.2.3. Elementos del contrato

24.2.4. Contenido y efectos

24.2.5. Responsabilidad por incumplimiento

24.2.6. Extinción

24.2.7. Contrato de transporte sucesivo

24.2.8. Contrato de transporte multimodal

24.2.9. Contrato de mudanza

24.2.10. Prescripción de acciones

Capítulo 25. CONTRATO DE TRANSPORTE TERRESTRE DE PERSONAS

25.1. DELIMITACIÓN CONCEPTUAL

25.2. RÉGIMEN JURÍDICO

25.3. ELEMENTOS

25.3.1. Partes contratantes. La figura del viajero

25.3.2. Formalización y prueba

25.4. CONTENIDO Y EFECTOS

25.4.1. Obligaciones del transportista de personas

25.4.2. Obligaciones del contratante y/o viajero

25.5. RESPONSABILIDAD

25.6. NUEVAS FORMAS DE CONTRATACIÓN DEL TRANSPORTE DE PERSONAS POR CARRETERA: EL DENOMINADO «CARPOOLING» O COCHE COMPARTIDO

Capítulo 26. CONTRATOS DE HOSTELERÍA

26.1. INTRODUCCIÓN: EL MERCADO TURÍSTICO

26.2. ACUERDOS DE RESERVA

26.3. CONTRATO DE ALOJAMIENTO

26.3.1. Aproximación conceptual y elementos

26.3.2. Contenido y ejecución

26.4. CONTRATOS DE RESTAURANTE Y DE SERVICIO DE BAR

Capítulo 27. CONTRATOS DE VIAJE COMBINADO Y DE SERVICIOS DE VIAJE VINCULADOS

27.1. PANORAMA GENERAL

27.2. CONTRATO DE VIAJE COMBINADO

27.2.1. Concepto y delimitación

27.2.3. Elementos personales

27.2.3. Proceso de contratación

27.2.4. Contenido y ejecución. Garantías

27.2.5. Incumplimiento y responsabilidad

27.3. CONTRATO DE PROMOCIÓN DE SERVICIOS DE VIAJE VINCULADOS

27.4. PRESCRIPCIÓN Y RÉGIMEN SANCIONADOR

Sección Séptima. Contratación bancaria y financiera

Capítulo 28. MERCADO DEL CRÉDITO

28.1. CRÉDITO Y MERCADO

28.2. ORDENACIÓN DEL MERCADO DEL CRÉDITO

28.3. CRISIS FINANCIERA Y REESTRUCTURACIÓN DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO

28.4. LOS CONTRATOS BANCARIOS EN GENERAL

28.4.1. Actividad contractual de las entidades de crédito

28.4.2. Regulación: fragmentaria y dispersa

Capítulo 29. CONTRATOS BANCARIOS DE GESTIÓN

29.1. CONTRATO DE SERVICIOS DE CAJA O CUENTA CORRIENTE BANCARIA

29.2. TRANSFERENCIA BANCARIA DE DINERO

29.3. GESTIÓN DE MEDIOS DE PAGO

29.3.1. Gestión de cheques

29.3.2. Tarjetas de crédito

29.3.3. Dinero electrónico

29.4. MEDIACIÓN BANCARIA EN LOS MERCADOS DE INVERSIÓN

Capítulo 30. CONTRATOS BANCARIOS DE PASIVO

30.1. DEPÓSITOS BANCARIOS DE DINERO

30.1.1. Concepto y naturaleza jurídica

30.1.2. Elementos

30.1.3. Contenido y modalidades

30.1.4. Responsabilidad y extinción

30.2. DEPÓSITO Y ADMINISTRACIÓN DE VALORES

30.3. OTROS

30.3.1. Alquiler de cajas de seguridad

30.3.2. Emisión de obligaciones

Capítulo 31. CONTRATOS DE CRÉDITO Y FINANCIACIÓN

31.1. PRÉSTAMO MERCANTIL

31.1.1. Concepto y elementos

31.1.2. Contenido

31.1.3. Régimen de incumplimiento

31.2. APERTURA DE CRÉDITO

31.2.1. Concepto y función económica

31.2.2. Elementos

31.2.3. Contenido y modalidades

31.2.4. Incumplimiento y responsabilidad

31.2.5. Extinción

31.3. APERTURA DE CRÉDITO DOCUMENTARIO

31.4. DESCUENTO O ANTICIPO DE CRÉDITOS

Capítulo 32. CONTRATACIÓN DE CRÉDITOS INMOBILIARIOS

32.1. INTRODUCCIÓN: EL CRÉDITO INMOBILIARIO

32.2. CONTRATO DE «PRÉSTAMO INMOBILIARIO»

32.2.1. Concepto y fundamentos

32.2.2. La condición de prestamista inmobiliario y su estatuto jurídico

32.2.3. Deberes legales de información

32.2.4. Normas de transparencia en la contratación

32.2.5. Formalización del contrato

32.2.6. Contenido y efectos del contrato

32.2.7. Morosidad y vencimiento anticipado

32.2.8. Responsabilidad disciplinaria

32.3. CONTRATOS DE INTERMEDIACIÓN DE CRÉDITO INMOBILIARIO

32.3.1. Concepto y regulación

32.3.2. La figura del intermediario de crédito inmobiliario

32.3.3. Los «representantes designados»

32.3.4. Proceso de contratación

32.3.5. Contenido de los contratos

32.2.6. Responsabilidad y extinción

32.4. CONTRATO DE ASESORAMIENTO EN MATERIA DE CRÉDITO INMOBILIARIO

32.4.1. Asesoramiento y asesores en créditos inmobiliarios

32.4.2. Posición del asesor

Capítulo 33. CONTRATOS DE CRÉDITO AL CONSUMO

33.1. CONTRATOS DE CRÉDITO AL CONSUMO EN GENERAL

33.1.1. Concepto y delimitación

33.1.2. Elementos subjetivos

33.1.3. Negociación y formalización del contrato

33.1.4. Particularidades de su contenido

33.1.5. Régimen de incumplimiento y responsabilidad

33.1.6. Extinción

33.1.7. Régimen disciplinario

33.1.8. Reclamaciones

33.2. RÉGIMEN ESPECIAL DE LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS AL CONSUMO NO CONCEDIDOS POR ENTIDADES DE CRÉDITO

33.3. INTERMEDIACIÓN EN LA CONTRATACIÓN DE CRÉDITOS AL CONSUMO

Capítulo 34. CONTRATOS Y NEGOCIOS DE GARANTÍA (I): GARANTÍAS PERSONALES

34.1. GARANTÍAS DE PAGO Y «FAVOR CREDITORIS»

34.2. GARANTÍAS PERSONALES EN GENERAL

34.3. FIANZA MERCANTIL ORDINARIA

34.4. FIANZA A PRIMER REQUERIMIENTO

34.5. AVAL BANCARIO

34.6. AVAL CAMBIARIO

34.7. AVALES OTORGADOS POR SOCIEDADES DE GARANTÍA RECÍPROCA

34.8. CARTAS DE PATROCINIO

Capítulo 35. CONTRATOS Y NEGOCIOS DE GARANTÍA (II) GARANTÍAS REALES

35.1. HIPOTECA INMOBILIARIA

35.1.1. La hipoteca en general

35.1.2. Clases de hipotecas

35.1.3. Subrogación y modificación de préstamos hipotecarios

35.1.4. Impago de deudas garantizadas con hipoteca

35.1.5. Régimen especial de los deudores hipotecarios en riesgo de exclusión

35.2. HIPOTECAS MOBILIARIAS

35.2.1. Hipoteca sobre establecimiento mercantil

35.2.2. Hipotecas sobre vehículos a motor y aeronaves

35.2.3. Hipoteca de maquinaria industrial

35.2.4. Hipoteca de propiedad intelectual e industrial

35.3. PRENDA EN GENERAL

35.4. PRENDA DE VALORES NEGOCIABLES

35.5. PRENDA SIN DESPLAZAMIENTO DE POSESIÓN

Capítulo 36. OTROS CONTRATOS DE FINANCIACIÓN EMPRESARIAL

36.1. SISTEMAS ALTERNATIVOS DE CRÉDITO

36.2. DIVERSIDAD DE SISTEMAS Y DE CONTRATOS

36.3. CUENTAS EN PARTICIPACIÓN

36.4. CRÉDITOS PARTICIPATIVOS

36.5. CRÉDITOS DE FINANCIACIÓN DE PROYECTOS O «PROJECT FINANCE»

36.6. CONTRATOS DE INVERSIÓN FINANCIERA. EL CAPITAL- RIESGO

36.7. CONTRATOS DE INVERSIÓN A TRAVÉS DE PLATAFORMAS DE FINANCIACIÓN PARTICIPATIVA

36.7.1. Plataformas de financiación participativa

36.7.2. Promotores vs. inversores

36.7.3. Operatoria

Sección Octava. Contratación de valores negociables

Capítulo 37. MERCADOS DE VALORES Y FINANCIEROS

37.1. FINANCIACIÓN Y MERCADOS DE VALORES

37.2. EN TORNO AL ORIGEN Y DESARROLLO DE LOS MERCADOS DE VALORES

37.3. LA «NUEVA RIQUEZA» Y SU CIRCULACIÓN

37.4. BASES Y FUNDAMENTOS DE LA ORDENACIÓN DE LOS MERCADOS DE VALORES

37.4.1. Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

37.4.2. Mercado primario

37.4.3. Régimen general de los mercados secundarios oficiales de valores

37.4.4. Mercados secundarios oficiales de valores en particular

37.4.5. Empresas de servicios de inversión. Estatuto jurídico

37.4.6. Agencias de calificación crediticia

37.4.7. Normas de conducta

37.4.8. Fondo de garantía de inversiones

37.4.9. Mercado hipotecario

37.4.10. Sistemas multilaterales de negociación

Capítulo 38. CONTRATACIÓN DEL MERCADO DE VALORES

38.1. CONTRATACIÓN EN LOS MERCADOS DE VALORES EN GENERAL

38.1.1. Instrumentos financieros

38.1.2. Valores negociables representados mediante anotaciones en cuenta

38.1.3. La actividad contractual en los mercados de valores

38.2. CONTRATACIÓN EN EL MERCADO PRIMARIO

38.2.1. Oferta contractual

38.2.2. Perfección de los contratos de suscripción o adquisición originaria

38.2.3. Recurso a la colaboración de terceros

38.2.4. Suscripción de valores de deuda pública

38.2.5. Ofertas públicas de venta (OPV)

38.3. OPERACIONES DE MERCADO SECUNDARIO DE VALORES

38.3.1. Compraventa bursátil

38.3.2. Compraventa de valores de deuda pública

38.3.3. Operaciones de dobles y con pacto de recompra

38.3.4. Contratos de futuros y opciones

38.3.5. Préstamo de valores negociables

38.3.6. Comisión de compra o venta de valores

38.3.7. Administración de valores negociables

38.3.8. Gestión de carteras de inversión

38.3.9. Contrato de asesoramiento financiero

38.4. OFERTAS PÚBLICAS DE ADQUISICIÓN DE VALORES

38.4.1. OPA obligatoria

38.4.2. Compraventas forzosas

38.4.3. OPAS voluntarias

Sección Novena. Contratación de seguros y otras previsiones

Capítulo 39. CONTRATO DE SEGURO EN GENERAL

39.1. EL SEGURO: FUNCIÓN ECONÓMICA Y FUENTES NORMATIVAS

39.2. CONTRATO DE SEGURO: CONCEPTO, CARACTERES Y CLASES

39.3. SUJETOS DEL CONTRATO

39.3.1. Entidad aseguradora

39.3.2. Tomador o contratante del seguro

39.3.3. Asegurado

39.3.4. Beneficiario

39.4. CONCLUSIÓN Y DOCUMENTACIÓN DEL CONTRATO

39.5. CONTENIDO Y EFECTOS DEL CONTRATO

39.5.1. Posición del tomador y del asegurado

39.5.2. Obligaciones de la entidad aseguradora

39.6. DURACIÓN Y VIGENCIA DE LA RELACIÓN DE SEGURO

Capítulo 40. DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS

40.1. FUNDAMENTOS REGULADORES

40.2. CORREDORES DE SEGUROS

40.3. AGENTES DE SEGUROS

40.4. OPERADORES DE BANCA-SEGUROS

Capítulo 41. SEGUROS DE DAÑOS

41.1. DELIMITACIÓN Y CARACTERES

41.2. SUMA ASEGURADA Y VALOR DEL INTERÉS

41.3. LIQUIDACIÓN DE SINIESTROS

41.4. PRINCIPALES RAMOS DE SEGUROS CONTRA DAÑOS

41.4.1. Seguros contra incendios (arts. 45 a 49)

41.4.2. Seguros contra robos (arts. 50 a 53)

41.4.3. Seguros de transportes terrestres (arts. 54 a 62)

41.4.4. Seguros de lucro cesante (arts. 63 a 67)

41.4.5. Seguros de caución (art. 68)

41.4.6. Seguros de crédito (arts. 69 a 72)

41.4.7. Seguros de responsabilidad civil (arts. 73 a 76)

41.4.8. Seguros de defensa jurídica (arts. 76a-76g)

41.4.9. Otros ramos

41.5. REASEGURO

Capítulo 42. SEGUROS DE PERSONAS. EL SEGURO DE VIDA

42.1. SEGUROS DE PERSONAS EN GENERAL

42.2. SEGURO DE VIDA

42.2.1. Concepto y función económica

42.2.2. Principales modalidades

43.2.3. Elementos personales

42.2.4. Perfección y forma

42.2.5. Contenido y efectos del contrato

42.3. OTROS SEGUROS DE PERSONAS

42.3.1. Seguros de accidentes

42.3.2. Seguros de enfermedad y de asistencia sanitaria

42.3.3. Seguros de dependencia

42.3.4. Seguros de decesos

42.3.5. Seguros de viaje

Capítulo 43. PLANES Y FONDOS DE PENSIONES

43.1. PLANES DE PENSIONES

43.1.1. Aproximación a la figura

43.1.2. Elementos subjetivos

43.1.3. Principales modalidades

43.1.4. Principios básicos

43.1.5. Proceso de constitución y funcionamiento

43.1.6. Régimen económico. Aportaciones y prestaciones

43.2. FONDOS DE PENSIONES

43.2.1. Constitución, modificaciones y tipología

43.2.2. Funcionamiento y administración

43.2.3. Régimen de inversión